Tras 17 años huyendo, encuentran a fugitivo gracias a un drone

Este hombre llevaba oculto casi dos décadas escondido en una cueva y vivía como un ermitaño.
(Policía de Yongshan)

La policía de Yongshan, China, informó de la captura de Song Jiang, un hombre de 63 años que llevaba 17 años prófugo de la cárcel, donde enfrentaba una condena por tráfico de mujeres y niños. El hombre vivía en una cueva como un ermitaño u fue descubierto con la ayuda de un drone.

(Policía de Yongshan)

(Policía de Yongshan)

A principios de septiembre la policía recibió información sobre el paradero de Song en las montañas de Yunnan, en el suroeste de China, muy cerca de su ciudad natal. Al no poder encontrar el rastro del fugitivo, la policía envió drones no tripulados. Los drones eventualmente vieron un azulejo de acero de color azul en un acantilado, así como restos de basura doméstica cerca.

(Policía de Yongshan)

(Policía de Yongshan)

Durante todo este tiempo Song Jiang, que escapó de prisión en 2002, vivió “recolectando agua de río en una botella de plástico y usando ramas de árboles para hacer fogatas”. En las imágenes publicadas se ve una especie de cama hecha de piedra en la parte posterior de la cueva y algo parecido a unas ollas viejas ennegrecidas por el humo donde posiblemente cocinaba.
Jiang fue devuelto a la cárcel a completar su condena.

(Policía de Yongshan)