Computadora fotónica china logra destronar a la computadora cuántica de Google

Jiuzhang, la computadora fotónica china, logró destronar a la computadora cuántica de Google y obtener la supremacía de la computación

Científicos de China mostraron los resultados de las capacidades de Jiuzhang, el proyecto de una super computadora fotónica, que fue capaz de superar a la computadora cuántica de Google con cómputos hasta 10 mil millones de veces más veloces.

Así se ve una super computadora fotónica | Foto: Hansen Zhong

Según los resultados, publicados en la revista Science, esta fue capaz de detectar hasta 76 fotones. Asimismo, los investigadores señalan que esta super computadora está encaminada hacia la supremacía cuántica, dándole una ventaja computacional difícil de emular o superar.

El benchmark utilizado para probar este tipo de sistemas computacionales es el muestreo de bosones de Gauss (GBS). Jiuzhang mostró ser capaz de detectar 43 bosones de Gauss en su test, aunque también fue capaz de encontrar 76 fotones dentro de la misma simulación.

Lu Chaoyang, profesor de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China, y uno de los científicos encargados de esta super computadora, explicó que:

“La ventaja computacional cuántica es como un umbral. Esto significa que cuando la capacidad de un nuevo prototipo de computadora cuántica supera la de la computadora tradicional más fuerte en el manejo de una tarea particular, esto demuestra que posiblemente realizará grandes avances en múltiples ámbitos más”

Computadora cuántica de Google | Foto: Google

Aunque por ahora esta está siendo usada para solo simulaciones, su aplicación está enfocada, sobre todo, al desarrollo del machine learning y las investigaciones de química cuántica, ya que la cantidad de procesos y simulaciones capaces de reproducir por Jiuzhang es algo que ningún otro sistema de cómputo puede hacer en todo el mundo.

Para funcionar, esta super computadora fotónica utiliza un complejo sistema de transmisión de datos a través de canales en los que viaja la luz. Para interpretar sus datos, se sirve de reglas de física cuántica. Es por eso que, por ahora, solo se puede hacer muestreo de bosones de Gauss, al lograr que los fotones detectados interactúen entre sí.