Bill Gates renuncia a Microsoft

Lo impensable ocurrió, Bill Gates le dice adiós a la empresa que ayudó a crear.

Bill Gates, el multimillonario fundador de Microsoft, lleva un rato fuera de los reflectores de las fuentes tecnológicas, sobre todo porque, desde que se retiró, se ha dedicado en cuerpo y alma a la fundación que preside al lado de su esposa. Aun así, cada poco tiempo regresa para conceder alguna entrevista que muestre luz sobre su paso por una de las empresas más importantes del mundo. Pero, todo indica que ya se cansó de ser uno de los rostros más importantes de Microsoft.

Así es, de manera sorpresiva, Bill Gates anunció que renuncia a los dos cargos que tenía como consejero, en Microsoft y Berkshire Hathaway. Según Gates, esta decisión se produce para centrarse en sus tareas filantrópicas, que incluyen inversión en el sector salud y el desarrollo global de la educación y el combate en el cambio climático. En el comunicado, Gates señala que decidió decirle adiós a Microsoft porque “nunca ha sido más fuerte”, por lo que este es un momento ideal para alejarse.

“He tomado la decisión de renunciar a las dos juntas públicas en las que presto servicios, Microsoft y Berkshire Hathaway, para dedicar más tiempo a mis prioridades filantrópicas, incluida la salud y el desarrollo global, la educación y mi creciente compromiso para abordar el cambio climático. El liderazgo en las compañías de Berkshire y Microsoft nunca ha sido más fuerte, por lo que es el momento adecuado para dar este paso”.

Con esto, Gates pone final a una relación de 45 años con Microsoft, que se inició cuando él, junto con Paul Allen, fundó Microsoft. Gates se desempeñó como CEO de Microsoft desde 1975 y hasta el año 2000, cuando renunció y dejó su lugar a Steve Ballmer, que se mantuvo al frente de la compañía hasta 2014, cuando quedó como CEO de Microsoft el actual mandamás, Satya Nadella.

En el comunicado, Gates indica que, a pesar de ya no tener ningún cargo formal en Microsoft, esto no significa que se aleje por completo de la compañía.

“Con respecto a Microsoft, renunciar a la junta de ninguna manera significa alejarse de la compañía. Microsoft siempre será una parte importante del trabajo de mi vida y continuaré comprometido con Satya y el liderazgo técnico para ayudar a dar forma a la visión y alcanzar los ambiciosos objetivos de la compañía. Me siento más optimista que nunca sobre el progreso que está haciendo la compañía y cómo puede continuar beneficiando al mundo “.

Gates concluyó el anuncio con lo siguiente:

“Espero con ansias esta próxima fase de mi vida como una oportunidad para mantener las amistades y asociaciones que más han significado para mí, además de estar increíblemente orgulloso para priorizar efectivamente mi compromiso de abordar algunos de los desafíos más difíciles para las comunidades del mundo”.

Con esto, nos tocó vivir el fin de una era para Microsoft.