Se trata de energía nanotecnológica.

Cuando apenas estábamos cambiando nuestras bombillas eléctricas por LED’s, un equipo de científicos de la Universidad de Tohoku (Japón) descubrió algo más eficiente, hallaron una nueva fuente de luz plana cuya fabricación se debe a nanotubos de carbono.

Pero, ¿por qué es una buena noticia? Porque es mucho más barato que las bombillas LED. Esto debido a que cuesta cien veces menos utilizarlo: 0.1 watts por hora,

¿Cómo funciona? Los científicos afirman que esta nueva bombilla tiene un sistema de luminiscencia muy parecido al funcionamiento de los rayos catódicos, con nanotubos de carbono en calidad de cátodos, y una pantalla de fósforo en una cavidad de vacío que actúa como el ánodo.

¿Cuál es la mejora? Norihiro Shimoi, coordinador del equipo investigador de esta universidad japonesa, ha mencionado que su equipo encontró que “un cátodo, como una pared simple de nanotubos de carbono altamente cristalina, y un ánodo, con la pantalla de fósforo, mejoran la estructura y obtienen una buena homogeneidad de brillo”.

Esperemos que pronto este hallazgo pase de su fase experimental a concretarse en un producto comercial que pueda estar al alcance de todos.

vía Energía limpia XXI

temas