La plataforma de música ya está valuada en 29.5 mil millones de dólares.

“Harder, better, faster, stronger” así es como Daniel Ek, fundador de Spotify quería que su compañía iniciará sus actividades en la bolsa de Nueva York este 3 de abril; pero el destino quiso que las cosas fueran mucho muy diferentes a lo que plantea Daft Punk en el coro de su famosa canción.

Spotify tuvo un debut en el mercado bursátil neoyorkino con un precio de referencia establecido de 132 dólares por acción, lo cual la cotiza en 29 mil 500 millones de dólares. Un nivel mucho más alto que cuando se comenzaron a intercambiar sus acciones en los mercados privados por hasta 132.50 dólares la acción. No está nada mal tras un año de perdidas financieras y considerando que en 2015 la compañía fue valuada en 40 millones de dólares.

Sin embargo, hay que destacar que Spotify aún no está vendiendo acciones ni recaudando dinero alguno; simplemente está en lo que se conoce como “listado directo” que es una recopilación de transacciones de accionistas existentes (como empleados e inversores) que venden acciones directamente a inversores del mercado de acciones.

A este arriesgado movimiento bursátil, se le sumó un interesante accidente que ha dado mucho de qué hablar.

Durante el “gran día” de Spotify el edificio principal de la Bolsa de Nueva York en Wall Street siempre viste los colores del país al que pertenece la compañía en cuestión, en este caso Suecia, para celebrar su éxito y augurarle uno mejor. Las cosas no salieron como habían pensado y confundieron la bandera de Suecia con la de Suiza.

Daniel Ek, nació en Estocolmo, hizo su carrera en el Real Instituto de Tecnología, es fan de ABBA e Ikea ¿Qué más pruebas quieren de que es u sueco de cepa? La situación fue corregida en unos minutos y todo terminó en risas entre los inversionistas tecnológicos.

Spotify, está disponible en 61 países con una base general de usuarios que incluye oyentes libres financiados por publicidad de 159 millones y 70 millones de usuarios a partir de enero de 2018. La compañía fue fundada en 2006 por Martin Lorentzon y Daniel Ek, que permanece su actual CEO.

vía Tech Crunch

temas