Los japoneses podrán tener un androide que los comunique con el mundo.

Las calles de Japón comenzarán a verse inundadas por personas que llevan un robot en sus bolsillos, al más puro estilo de los animes más estrambóticos de los ochenta. Lamentablemente los armatostes no les servirán para evitar un ataque de las maléficas criaturas del Doctor Hell, pero sí para mantenerse comunicados con sus seres queridos.

Los robots no son otra cosa que smartphones con diseños robo-humanoides, realizados por el emprendedor local Tomotaka Takahashi, un fan del género Mecha y profesor titular de la Universidad de Tokio. Takahashi se ha especializado en buscar formas de “humanizar la tecnología”, construyendo robots humanoides que permitan a la gente relacionarse de una manera más cómoda con los avances de la actualidad. Sus años como investigador lo llevaron a dar forma a RoboHoN, sus robots-smartphones. Los cuales no sólo tienen la apariencia de un personaje de anime, sino que incluyen algoritmos de inteligencia artificial, sensores de movimiento, algoritmos de reconocimiento de voz, frases de dialogo, y un modo de juego que le permite interactuar con sus usuarios.

robot1

RoboHoN funciona con el sistema operativo Android, incluye conectividad 4G LTE, permite hacer llamadas en modo altavoz, toma fotos mediante comandos de voz con una cámara situada en sus ojos, proyectar imágenes en cualquier superficie desde su frente, hablar con él, permitir que lleve la agenda de su usuario (y recuerde citas y fechas especiales), enviar mails y mensajes desde una pantalla situada en su espalda, y hacer que siga a píe a su usuario si le dan esa orden. La única dificultad es que es un poco molesto de llevar por la calle.

robot2

Takahashi sostiene que sus creaciones tienen como objetivo conseguir que los seres humanos confíen en los robots, pensando que en el futuro tendremos que convivir en todo momento con los humanoides de metal. La primer tanda de RoboHoN, distribuidos por Sharp, estará a la venta en las próximas semanas, se espera que alcance ventas millonarias y marque tendencia en Japón.

fuente Robohon

temas