La compañía japonesa ya había anunciado con bombo y platillo la transacción. 

A las primeras horas de esta mañana, después de una larga reunión de la plana mayor de Sharp, la compañía japonesa anunció que aceptaba la oferta de adquisición que le había presentado la compañía china Hon Hai (Foxconn) por un monto de 660,000 millones de yenes (5,887 millones de dólares).

Sin embargo, minutos después de que Sharp dio a conocer la noticia, Foxconn emitió un comunicado donde señala que no planea firmar el acuerdo de adquisición de acciones –previsto para la última semana de este mes– hasta que sus abogados revisen minuciosamente un documento mandado de última hora por la compañía nipona. Foxconn aduce que, antes de cerrar el acuerdo, deben aclarar el contenido del documento punto por punto. La empresa que manufactura productos para Microsoft, Apple y Sony no ofreció más detalles del retraso de la transacción, pero en su escueto mensaje dejan ver quién tiene la sartén por el mango.

Apple-Foxconn
Foxconn manufactura los productos de Apple.

Es poco probable que la compra se revierta, sobre todo porque aparentemente Hon Hai ya habría abonado a Sharp un adelanto, supuestamente 888 millones de dólares, y Sharp está pasando uno de sus peores momentos financieros, por lo que es casi seguro que aceptara muchas de las condiciones de Foxconn.

Esta no sería la primera vez que la compañía china recula en una transacción similar. Basta recordar que en el 2012 ofreció comprar el 10% de Sharp, pero poco antes de cerrar el acuerdo decidió no invertir en la compañía por el desplome de las acciones de la firma japonesa. En el 2013 volvió a intentar adquirir un porcentaje de la compañía, pero en esa ocasión Sharp rechazó la oferta, debido a que incluía una cláusula que le daba el poder de la toma de decisiones más importantes a Terry Gou, presidente de Hon Hai.

El interés de Foxconn en Sharp se debe principalmente a su tecnología de paneles para televisores digitales y pantallas de teléfonos inteligentes. Tendremos que esperar para ve ren que termina esta telenovela.

fuente The Wall Street Journal

temas