La división de investigación y desarrollo de tecnología de Microsoft presentó los primeros avances de su nueva creación, un software que parece ser el primer paso en la creación de inteligencia artificial basada en el cerebro.

Microsoft Research lleva tiempo trabajando en una de las áreas de innovación tecnológica que más ha dando de qué hablar en los últimos años: la inteligencia artificial. Si bien, el conjunto de palabras puede aun parecernos como algo cercano a la ciencia ficción, ya es casi de uso común contar en algunos dispositivos móviles con asistentes personales, como Siri o Cortana. Las investigaciones actuales buscan llevar más lejos los avances en ese sentido.

La rama de la inteligencia artificial avanzada que ha vuelto locos a los investigadores de todo el mundo por su complejidad, pero también por su enorme potencial, es la deep learning (aprendizaje profundo). Misma que, hasta ahora, había estado encabezada por el equipo de desarrollo de Google. Sin embargo, recientemente Wired mostró que el equipo de ciencia, investigación y desarrollo de tecnología de Microsoft está muy cerca de conseguir grandes avances en este rubro con Project Adam, una especie de Cortana potenciada.

Project Adam es 50 veces más rápido y el doble de eficiente que el software actual de reconocimiento de imágenes, incluso llegando a poder distinguir y señalar dentro de un grupo de fotos la raza de un perro o señalar qué tipo de vegetación aparece. Para conseguir ser tan exacto, el sistema de Microsoft optimiza la manera en la que sus componentes manejan los datos y realiza un ajuste muy fino de sus comunicaciones.

project-adam-papas
Los desarrolladores de Project Adam

Los desarrolladores de Project Adam

La inteligencia artificial de Microsoft se ayuda de un conjunto de servidores, gracias al servicio de Microsoft Azure (la plataforma en la nube de la empresa), para aprender a imitar la forma en que funciona un cerebro real, a través de redes neuronales artificiales. Gracias a esto, Adam ya es capaz de recordar personas y especies, de aprender con lo que ve y de identificar cosas que nunca ha visto a través de deducciones. Su potente capacidad de distinguir personas, razas, objetos, o superficies posibilitará en un futuro a Project Adam  en ser capaz de decirnos el valor nutricional de un alimento o darnos el diagnóstico de una infección cutánea con sólo tomar una fotografía.

Sin embargo, el reconocimiento de imágenes no es la única utilidad de Adam. El equipo de Microsoft Research actualmente está trabajando para añadirle reconocimiento de voz y texto, de tal manera que pueda aprender con nuestras palabras o por medio de escritos, pies de foto, o carteles; cuanto más aprenda de su entorno, mas fácil será para el sistema dar la respuesta correcta a alguna necesidad humana.

Como era de esperarse el desarrollo de Adam aún está en una fase muy temprana, pero es probable que en un futuro muchas de sus características se añadan a dispositivos móviles, computadoras y un sin número de otros aparatos para hacernos la vida más fácil.

fuente Wired

temas