Investigadores de la universidad suiza de Örebro desarrollaron un robot capaz de detectar concentraciones de gas metano en el ambiente, algo muy útil no sólo para evitar explosiones, también para cuidar el medio ambiente.

Este sabueso robotizado se llama Gasbot, y está equipado con un rayo láser que alcanza una distancia de 30 metros. La longitud de se ha modificado para responder a las moléculas de metano que absorben parte del rayo y lo reflejan. De esta forma, el robot puede ayudar a encontrar fugas y repararlas antes de que alguien salga herido en caso de una explosión.

gasbot1

En pruebas recientes, el robot ha demostrado que su funcionamiento es bastante preciso, capaz de detectar 5 partes de metano por cada millón de aire. Este robot puede ser muy útil para detectar fugas de gas en alguna zona residencial, pero también en mina y basureros que son una fuente peligrosa de gas metano, y que finalmente contribuye al calentamiento global. De hecho los científicos trabajan en una forma par aprovechar el gas de los basureros para producir energía.

A finales de este año, Gasbot será enviado a una fundición de acero y sus sensores serán ajustados para detectar sustancias peligrosas como el óxido nitroso, el plomo y el polvo de cuarzo. También hay planes llevarlo a un túnel subterráneo en Austria y un lago de Suecia, donde el metano se propaga a través de burbujas en el hielo.

vía Electronics Weekly

fuente Örebro University

temas