El director de la secuela de Blade Runner tendrá la oportunidad de revivir otro clásico de la ciencia ficción.

Dune, la saga de libros de ciencia ficción del escritor Frank Herbert, no ha tenido demasiada suerte en el cine. . Alejandro Jodorowsky intentó adaptarla con un reparto multiestelar, que incluía a David Carradine, Mick Jagger, Orson Wells y Salvador Dalí, pero nunca consiguió el dinero suficiente para arrancar el proyecto. Posteriormente, David Lynch realizó una muy mediana versión fílmica, de la que siempre se arrepintió.

Hace un año nos enteramos que Legendary Pictures compró los derechos de todos los libros y planeaba explotarlos en el cine y/o la televisión. Casi al mismo tiempo Denis Villeneuve (el director de la genial Arrival, actualmente a cargo de Blade Runner 2049) anunció que su proyecto soñado sería realizar un remake de Dune, pero lo veía poco probable por el enorme precio de los derechos.

A finales del año pasado comenzaron a surgir rumores, que afirmaban que -después del éxito de Arrival– comenzaron a pensar que Villeneuve era una buena opción para dirigir el reboot de Dune, así que iniciaron los primeros contactos para convencer a la joven promesa de la ciencia ficción.

Ayer por la noche Brian Herbert, hijo del escritor Frank Herbert, confirmó que Denis Villeneuve ya firmó para hacerse cargo del proyecto en el papel de director de la nueva película de Dune.

A pesar de ser un proyecto complicado, incluso para algunos “imposible de filmar”, después de la enorme satisfacción que nos causó Arrival sólo podemos decir una cosa: En Villeneuve confiamos.

fuente The Verge

temas