La NASA se encuentra en fase de desarrollo de los robots exploradores que mandará a una próxima misión a Europa, una de las lunas de Júpiter. Ayer se dio a conocer un video que muestra los primeros “pasos” de el nuevo modelo de rover que se pretende mandar a ese lejano rincón del sistema solar.

El nuevo robot está siendo probado bajo el hielo de Alaska, logrando desplazarse de manera autónoma en las heladas aguas sin ningún tipo de cable. La razón por la que la NASA está probando su rover en Alaska obedece a que se asemeja a la superficie que el robot podría encontrar en Europa, donde aparentemente existe un gigantesco océano líquido, aunque en el caso el satélite de Júpiter el agua podría ser cálida, producto de las mareas gravitacionales del planeta.

Si bien la apariencia de este robot explorador se aleja bastante de la forma y aspecto de Curiosity, es muy probable que este no sea su aspecto final, debido a que todavía no existe una fecha exacta para su misión a Europa.

fuente National Geographic

temas