La compañía quiere dejar atrás la mala fama del navegador.

Se veía venir. Microsoft ha tirado la toalla con Internet Explorer, pues según el jefe de marketing en Microsoft, Chris Capossela, la compañía abandonará la marca para dar paso al nuevo navegador que acompañará a Windows 10, conocido hasta ahora bajo el nombre clave de Project Spartan.

Con esto la compañía de Redmond espera dejar atrás, de una vez por todas, la mala reputación que ha acompañado a Internet Explorer en los últimos años. Y es que a pesar de las constantes actualizaciones y grandes campañas publicitarias, el explorador nunca pudo sacudirse la fama de ser anticuado y de mala calidad (algo que se lo deben a Chrome y Firefox).

Pero Internet Explorer no desaparecerá, al menos no en el corto plazo. Algunas versiones empresariales de Windows 10 seguirán incluyendo el programa, debido a que Microsoft quiere asegurarse de que no haya problemas de compatibilidad en la transición.

Ahora falta ver cuál será el nombre final de Project Spartan, del que ya hemos podido ver algunas de sus nuevas funciones. Y si alguna vez pensaron que nunca vivirían lo suficiente como para presenciar la muerte de Internet Explorer, entonces prepárense porque el fin de una era está cerca.

fuente The Verge

temas