Hace una semana Twitter lanzó su Oferta Pública Inicial (IPO, por sus siglas en inglés) en una de las entradas al mercado bursátil más esperadas del sector tecnológico.

No son pocas las compañías de internet que se han aventurado a cotizar en la bolsa, sin embargo, sólo algunas han conseguido incrementar su valor lo suficiente como para convertir a sus inversionistas en personas mucho más adineradas de lo que eran antes.

Un ejemplo de lo anterior es Amazon, la cual llegó a Wall Street en 1997 con un precio de 7.89 dólares por acción y en la que si hubiésemos invertido unos 1,000 dólares, ahora tendríamos algo así como 240 mil billetes americanos (unos 3 millones de pesos). Eso sí, la ganancia habría llegado 16 años después de la inversión inicial, aunque nunca es tarde para volverse rico, ¿cierto? Compañías como Google,  eBay y Yahoo son otras que desde su IPO han incrementado exponencialmente su valor. Incluso Facebook, que en un inicio tuvo muchos problemas para estabilizarse, representa hoy por hoy una buena inversión.

Gráfica-IPO

Luego de todo esto resulta imposible no hacer la pregunta del millón: ¿qué pasará con las acciones de Twitter? Lamentablemente no tenemos una bola de cristal para saberlo con seguridad, aunque podemos tomar en cuenta los antecedentes de algunas de las compañías de internet más importantes en la actualidad y usar esos datos como una especie de oráculo.

Como se puede ver en la gráfica, las probabilidades de que las acciones de Twitter logren aumentar su valor hasta generar una ganancia significativa son altas, sin embargo, deberán pasar varios años antes de que la inversión pueda incrementar su valor sustancialmente. Por supuesto, siempre existe el fantasma de que todo resulte una burbuja y las acciones terminen yéndose por el caño; hay varios ejemplos de compañías puntocom que pueden servir como pruebas.

¿Tienen unos 1,000 dólares que les sobren?

fuente Statista

temas