Se filtran 3 mil millones de contraseñas en internet y estos son los principales afectados

COMB21 es el archivo de 100 gb que filtraron hackers donde se encuentran miles de millones de contraseñas asociadas a correos electrónicos.

Hackers publicaron en foros de internet una base de datos que contenía 3,200 millones de contraseñas recopiladas a lo largo de los últimos años asociadas a direcciones de correos electronicos sin pedir dinero por ello. Entre la cantidad gigantezca de afectados se encuentran gobiernos, dueños de sitios de internet, usuarios de servicios de streaming y por extensión, perfiles de redes sociales.

La base de datos que lleva por nombre COMB21 o Compilation of Many Breaches (Compilación de muchas filtraciones) ya era comercializada de manera anónima y en “fragmentos”. Sin embargo, solo apenas se pudo percibir el verdadero tamaño y alcance de esta.

De acuerdo con el portal Cybernews, el archivo pesa alrededor de 100 GB y contiene 625.505 contraseñas del gobierno de Estados Unidos, 205.099 de Reino Unido, 136.025 de Australia, 68.535 de Brasil, 50.726 de Canadá y 31.995 de México.

El archivo COMB21 filtró información de correos electrónicos gubernamentales. Foto: Cybernews

El COMB21 guarda además el posible acceso de cientos de millones de correos de Yahoo, Gmail y Hotmail. Cabe destacar que hasta el momento ni Google ni Yahoo revelaron la existencia de una filtración de estas proporciones, pero Microsoft sí en el 2019.

El reporte indica que para la obtención de la información se utilizaron ténicas de pishing y se aprovechó el uso de redes inseguras.

¿Qué hacer cuando se filtra una contraseña?

El archivo COMB21 aunque libre, se encuentra inaccesible para la mayoria de los usuarios de internet. En vista de lo anterior, uno debería asumir la idea de que nuestras contraseñas ya las tiene ya alguien en otro lado del mundo.

Recuperar la tranquilidad en estos casos es simple. Debemos cambiar las passwords de todos nuestros correos y de preferencia, activar la verificación en dos pasos. De esta forma, aunque alguien intente entrar a las cuentas, tendría que tener el acesso a nuestros teléfonos.

No estaría de más establecer una contraseña distinta a la asociada a tu correo electrónico en tus redes sociales y servicios de streaming.

Hace poco hicimos una nota sobre cómo los hackers roban información. Puedes leerla dándo click aquí.

***

 

¿Cansado de que el chisme que tu amigo te está contando en WhatsApp es interminable? Mira cómo puedes adelantar la velocidad de reproducción de los audios y suscríbete a nuestro canal de Youtube para más información interesante.

ANUNCIO