Reporte revela que el gobierno mexicano utiliza bots para manipular

El reporte de la universidad de Oxford advierte que estas prácticas son muy similares a las propagandas utilizadas por gobiernos autoritarios.

Que el gobierno usa un sinfín de tácticas para manipular a la gente, no es cosa nueva, y desde hace un tiempo sabemos que la tecnología y los bots juegan un papel primordial en este juego maquiavélico. Sólo que ahora tuvo que venir un estudio de Oxford titulado  “Troops, Trolls and Troublemakers: A Global. Inventory of Organized Social Media Manipulation” para ratificar que México se encuentra entre los, al menos, 29 países que utilizan “soldados cibernéticos” para manipular la opinión del pueblo a través de internet.

Desde luego, los bots se desenvuelven mejor en redes sociales, principalmente Facebook y Twitter. Según el estudio, existe evidencia de que muchos gobiernos utilizan estas herramientas para “modelar la opinión nacional o de audiencias extranjeras”. Lo más terrible, es que la propaganda se vuelve potencialmente más efectiva que en el pasado utilizando estas herramientas de persuasión.

La investigación señala que todos los bots operan más o menos de la misma forma.

“En términos generales, los equipos tienen una estrategia de comunicación que implica la creación de aplicaciones gubernamentales oficiales, sitos web o plataformas para difundir contenido; utilizando cuentas –ya sean reales, falsas o automatizadas- con la finalidad de interactuar con los usuarios en las redes sociales”.

Pero no sólo eso existen portales o contenidos más extensos que también sirven para sesgar el criterio de las personas.“Crean contenido sustantivo como imágenes, videos o publicaciones de blog”. Por si no fuera ya bastante perverso, los equipos de bots definen el efecto que quieren causar en los usuarios (Valance), si se trata de crear atracción o repulsión a cerca de un evento, mensaje u imagen personal.

Algunos bots utilizan un lenguaje nacionalista para enaltecer los atributos del gobierno en turno, mientras que otros se dedican a trolear a otros usuarios que tienen una opinión distinta o crítica sobre el tema en cuestión, incluso se encargan de terminar por completo con argumentos de peso sobre ciertos sucesos de la vida pública. Pensemos en las elecciones o el caso de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa.

A decir de Samantha Bradshaw, investigadora del proyecto:

“No creo que la gente se dé cuenta de cuánto los gobiernos están utilizando estas herramientas para llegar a ellos, es mucho más oculto”.

A parte de México países como Argentina, Azerbaiyán, Australia, Baréin, Brasil, China, Ecuador, Estados Unidos de América, Polonia, Rusia, Turquía, Ucrania, Arabia Saudita, Serbia, India, Irán, Israel, Corea, Filipinas, Corea del Sur, Siria, Taiwán, el Reino Unido, Venezuela y Vietnam, se encuentran en la lista de los gobiernos que ejercen estas prácticas disuasivas, las cuales, a opinión personal, son también coercitivas, por los niveles de agresión verbal que puedan llegar a utilizar, digamos que se trata de violencia digital.

Desde luego, la propaganda ha existido siempre –uno de los ejemplos que se estudian en las universidades es la efectividad de la propaganda nazi-, sin embargo, esto no significa que esté bien. Estamos avisados y, como decía Mark Twain: “Es más fácil engañar a la gente que convencerlos de que han sido engañados”.

fuente University of Oxford

temas