Los responsables del ataque cibernético a Sony que dio inicio un par de semanas atrás, han advertido a la compañía acerca de nuevas ofensivas.

La organización involucrada en el hackeo de la base de datos y filtración de información interna de Sony Pictures, advirtió por medio de un mensaje que los ataques no cesarán a menos de que Sony acepte retrasar o cancelar el lanzamiento de la película The Interview, protagonizada por James Franco y Seth Rogen.

El filme se estrenará el 25 de diciembre en Norteamérica, según el calendario de estrenos de Sony Pictures. El motivo por el que este grupo de hackers, conocido como Guardians of Peace, ha pedido a Sony que retire esta cinta, es debido a una escena en la que el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, es violentamente asesinado.

El mensaje publicado a través de GitHub dice lo siguiente:

“Ya hemos proporcionado nuestra clara demanda a la administración del equipo de Sony, sin embargo, se han negado a aceptar. Parece ser que creen que todo irá bien, que lograrán encontrar al agresor mientras no reaccionan ante nuestra petición.

Enviamos nuestra advertencia nuevamente: hagan caso de nuestra demanda si quieren escapar de nosotros e inmediatamente dejen de mostrarla película de terrorismo que puede provocar la ruptura de la paz regional y por ende la guerra.

Ninguno de ustedes, Sony o la FBI puede encontrarnos, somos la perfección. El destino de Sony pende totalmente su sabiduría y las medidas que tome.”

Sony no ha dado una respuesta a la organización que amenazó recientemente a las familias de sus empleados y que al parecer, continuará filtrando información durante el transcurso de los próximos días. A pesar de que Corea del Norte se deslindó del ataque hace un par de días, todas las señales continúan apuntando a esa región como los responsables de las filtraciones.

fuente GitHub

temas