Ahora el poder sobre los nombres de los dominios recaerá en una institución sin fines de lucro.

El gobierno de Estados Unidos ha tenido el control de la Corporación de Internet para Nombres y Números Asignados (ICANN por sus siglas en inglés) desde su fundación hace 20 años. La ICANN se encarga de asignar las direcciones del protocolo IP, es decir controla el sistema de nombres de dominio (DNS), el sistema que asocia información con los nombres de los diferentes dominios que se encuentran en la red.

Pero, a través de un comunicado, el Departamento de Comercio de Estados Unidos anunció que dejará de tener el control de ICANN a partir del 1 de octubre de este año. La asociación dejará de estar ligada a Estados Unidos y se convertirá en una organización sin animo de lucro y sin vinculación con algún país.

La medida es apoyada por la administración de Barack Obama, que asegura que la independencia de ICANN ayudará a mantener el apoyo internacional para el sistema DNS y evitar posibles controversias internacionales.

El Partido Republicano, en voz de el excandidato presidencial Ted Cruz, criticó la decisión y sostiene que a la larga está medida fortalecerá el poder de China y Rusia en la red.

El gobierno estadounidense sostiene que, desde su creación, siempre se aseguró que el control sobre el sistema DNS sería temporal.

fuente NTIA

temas