El día ayer, 27 de mayo, fue un día clave para la demanda interpuesta por el colectivo 1DMX en contra de las autoridades mexicanas que cerraron su página. Vale la pena recordar el caso para comprender el futuro y la importancia de la demanda.

Como recordarán, el colectivo #1DMX fue creado a partir de los actos violentos que se registraron el 1 de diciembre del 2012, día de arranque de la presidencia de Enrique Peña Nieto. Ante el brutal despliegue policíaco se lanzó la campaña #1DMX para el 1 de diciembre de 2013, día en el que se documentaron numerosos abusos y actos de violencia por parte de la fuerza pública.

La página del colectivo (1dmx.org) se convirtió en un sitio de denuncia que mostraba las violaciones a los derechos humanos por parte de la policía en las protestas callejeras. Al menos así fue hasta que sin previo aviso el portal fue dado de baja de la red. Según su proveedor, GoDaddy, el servicio fue suspendido por una “investigación policiaca” del CERT (Centro Especializado en Respuesta Tecnológica), que depende de la Comisión Nacional de Seguridad de México. GoDaddy también afirmó que si querían más información debían acudir a la Embajada de Estados Unidos en México, misma que no ha dado respuesta ni a los periodistas mexicanos ni a los estadounidenses.

1DMX

En respuesta a la censura #1DMX presentó una demanda formal. El juez que llevó el caso determinó que diez dependencias gubernamentales debían explicar su papel en este acto de censura. Todas negaron su participación, excepto la Secretaría de Gobernación y la Comisión Nacional de Seguridad, hasta hace poco dirigida por Manuel Mondragón, el cerebro detrás del operativo del 1 de diciembre de 2012.

Desafortunadamente, la información filtrada por GoDaddy no puede ser usada en la demanda interpuesta por #1DMX porque fue obtenida de una fuente no oficial y de manera aparentemente accidental. Lo cual quiere decir que las autoridades han podido mantener su silencio. El futuro de la demanda es poco claro, se necesita la revelación de que otra dependencia gubernamental es la responsable (lo cual se ve muy remoto) o que la Embajada estadounidense de una respuesta satisfactoria para respaldar la información de GoDaddy.

Manuel Mondragón, Comisionado Nacional de Seguridad en el momento en que la página de #1DMX fue retirada
Manuel Mondragón, Comisionado Nacional de Seguridad en el momento en que la página de #1DMX fue retirada

Este proveedor además es conocido en EEUU por colaborar estrechamente con las autoridades federales. Es conocido el caso de JotForm, una página que ayudaba a sus usuarios a embedear contenido y que no alojaba ningún tipo de piratería. GoDaddy tiró la página por solicitud de las autoridades sin ninguna orden judicial ni nada parecido. Ha actuado de la misma manera en muchos otros casos.

A pesar de todo, la querella judicial sigue en pie, y el colectivo insiste en señalar a Mondragón como responsable de la censura y a la Embajada estadounidense como cómplice. La página ha sido restaurada, pero la opacidad de las autoridades de los dos países y la falta de claridad levantan sospechas nada tranquilizadoras para el país. Mientras las autoridades mantengan su silencio, el caso de #1DMX queda como un precedente de censura en la red perpetrada por el gobierno de Peña Nieto con la complicidad de las autoridades de EEUU.

vía The Verge

fuente Alt1040

temas