Existen tres cosas que encontrarás en todo el mundo: mal gusto, pies sudorosos y descarga de videos porno. Corea del Norte no escapa a esta tendencia a pesar de ser uno de los países en que Internet esta más regulado.

Un reciente estudio que analizó el uso en la red dentro de Corea del Norte documentó que, a pesar de tener muchas restricciones, la nación gobernada por Kim Jong-Un no escapa de las tendencias mundiales en cuanto al uso de la red, debido a que un grupo de  usuarios anónimos en ese país descargaron programas de televisión –sobre todo británicos–, videojuegos y… ¡sorpresa!, pornografía.

La información anterior fue difundida por ScanEye, una empresa que se dedica a analizar las tendencias de descarga en BitTorrent. De acuerdo con ellos, a pesar de que la velocidad de la red en ese país es muy lenta, algunos usuarios en la capital del país, Pyongyang, lograron superar las restricciones que el gobierno pone a la ISP local y descargaron 178 contenidos procedentes de más allá de sus fronteras. Si bien, la cifra de contenido descargable es pequeña si se toma en cuenta que Corea del Norte es una nación con más de 24 millones de habitantes, el contenido no se aleja mucho de lo que descargaría un occidental alejado de la dictadura coreana.

La mayoría de los archivos descargados son capítulos de Top Gear y porno japonés, aunque también algunos cuantos videos de porno norteamericano se dejan ver en la lista de descargas. También se aprecia que los rebeldes norcoreanos de Internet tienen espíritu gamer, debido a que también bajaron Angry Birds y Far Cry 3.

Todas las descargas se hicieron en el barrio Ryugyong-dong, en el noreste de Pyongyang, uno de los sitios más exclusivos de la nación, donde se encuentran las sedes de las empresas de telecomunicación. Expertos consultados por The Telegraph admiten que no es posible saber si las descargas fueron realizadas por muchas personas o solo una , así como saber si las realizó un turista o incluso el mismísimo líder supremo, Kim Jong-Un, en sus ratos de calentura.

Sea como sea, es de destacar que una nación tan reprimida como la de Corea del Norte use la posibilidad de ver material de allende sus fronteras para ver un programa tan alejado de su realidad como Top Gear, en el que se presumen autos carísimos, y videos pornográficos con japonesas u occidentales.

vía Telegraph

fuente ScanEye

temas