Los principales CEOs de las compañías más importantes se habrían reunido en secreto para conspirar contra el magnate.

The Huffington Post dio a conocer que un grupo de multimillonarios, entre los que se encontraban CEOs del mundo de la tecnología e importantes miembros del Partido Republicano, se reunieron en secreto el fin de semana en el Foro Mundial del American Enterprise Institute, una asamblea secreta, al más puro estilo de los Magios, que se realiza anualmente desde hace por lo menos una década.

El cónclave, que reunió a Tim Cook (CEO de Apple), Larry Page (cofundador de Google), Elon Musk (fundador de SpaceX y Tesla Motors), Sean Parker (creador de Napster, accionista de Facebook y Spotify), Philip Anschutz Frederick (accionista de Los Angeles Lakers, Los Angeles Kings, Los Angeles Galaxy y el Staples Center), el senador Mitch McConnell, el consultor político Karl Rove, el presidente de la Cámara Paul Ryan, entre otros, se realizó en una isla privada en Georgia y, aparentemente, el tema principal de la reunión fue analizar como detener a Donald Trump en su búsqueda por la candidatura a la presidencia por el Partido Republicano.

Musk-Page-Cook
Elon Musk, Larry Page y Tim Cook asistieron al evento secreto.

El comentarista político Bill Kristol estuvo presente en el evento, y filtró lo que ocurrió:

“Un fantasma recorre el Foro Mundial, el fantasma de Donald Trump. Hubo muchas muestras de descontento con su aparición en el escenario político, algunas de ellas perspicaces y reflexivas, y muchas expresiones de esperanza en que Trump va a ser derrotado. La tarea clave ahora, una vez más parafraseando a Karl Marx, es menos de entenderlo que de detenerlo”, señaló Kristol.

El debate sobre Trump se centró en torno a explicar la forma en que el millonario pudo llegar ha estar a la cabeza de las encuestas electorales, por encima de los políticos profesionales. El consultor Karl Rove expuso que, de acuerdo con sus encuestas, a pesar de tener mucha aprobación, ni siquiera la mayoría de sus partidarios lo imaginan como presidente, como responsable de las armas nucleares o como una figura “admirable para los niños”.

Otro tema incomodo que se filtró, fue una acalorada discusión  entre Tim Cook y el senador republicano Tom Cotton, con motivo de la negativa de Apple a colaborar con el FBI para construir una puerta trasera “de un solo uso” que ayudaría a resolver el caso del tiroteo de San Bernardino.

“Cotton fue muy duro con Cook. Todo mundo se sintió incómodo con el nivel de hostilidad que manifestó Cotton contra Cook” indicó una fuente secreta de The Huffington Post.

Aun falta mucho para saber si Trump llega a ser candidato o no, pero es un hecho que su presencia en el panorama político de Estados Unidos sorprendió, para mal, incluso a los magnates tecnológicos.

fuente The Huffington Post

temas