La compañía de la manzana se vio obligada a actualizar automáticamente todos los equipos con OS X debido a una falla.

Como un hecho sin precedente, hoy todos los usuarios de una Mac recibieron una actualización automática en su equipo por cuestiones de seguridad desde el momento en que se conectaron a Internet. El origen de este parche fue una vulnerabilidad localizada en el protocolo NTP, el cual sirve para sincronizar los relojes automáticos del equipo. De acuerdo con Apple, el error localizado en el protocolo podía servir para que un usuario no autorizado se conectara a un equipo con OS X y ejecutara código remotamente.

Investigadores de seguridad de Google detectaron el problema hace unos días y avisaron al Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, quien se lo informó a Apple el viernes. La compañía decidió utilizar por primera vez una actualización automática para OS X (desde la versión 10.8.5 hasta la actual) que diseñó hace varios años, la cual no requiere la intervención del usuario para realizarse.

En Apple quedaron maravillados por el buen funcionamiento de su sistema de actualización automática, incluso un portavoz de la compañía señaló a Reuters: “La actualización es perfecta. Ni siquiera requiere reiniciar el equipo”. Así que si están leyendo esto desde una Mac, seguramente su computadora ya está actualizada.

 

vía Engadget

fuente Reuters

temas