Las compañías rivales firmaron un acuerdo de colaboración.

De manera inesperada, durante la conferencia anual para desarrolladores de Intel, se anunció que Intel y ARM firmaron un acuerdo de colaboración que permite a la primera fabricar microprocesadores con arquitectura ARM. Este acuerdo es el equivalente a que Coca-Cola aceptara fabricar Pepsi.

Aunque Intel intentó entrar en el mercado de los procesadores para dispositivos móviles con su modelo Atom, nunca logró quitarle el trono a ARM, pero mantuvo el control del mercado de las computadoras de escritorio y laptops. ARM se ha especializado en diseñar microprocesadores, aunque no los fabrica y licencia sus diseños a terceros.

El acuerdo abre muchas posibilidades y posiciona a Intel como el fabricante número uno de microprocesadores. Intel ahora podrá fabricar chips basados en ARM bajo sus procesos de 10 nanómetros, algo que podrán usar tanto para sus diseños como para los diseños de otras compañías con las que ya tiene acuerdos, como Apple, además de buscar ganar nuevos clientes.

fuente Intel

temas