Un prominente ingeniero de la NASA habla de cómo construiría una Estrella de la Muerte.

Brian Muirhead no es cualquier ingeniero. Como jefe del Jet Propulsion Laboratory de la NASA, Muirhead está volviendo realidad algunas de las más alocadas fantasías espaciales de nuestros tiempos. Por ejemplo, es la cabeza del Asteroid Redirect Mission, una misión que en el 2020, recolectará un enorme trozo de asteroide para ponerlo a orbitar alrededor de la Luna en donde astronautas estudiarán su composición. Así es: éste ingeniero es el hombre encargado de darle una nueva luna a la Luna. Por si fuera poco, este proyecto probará nuevos sistemas de propulsión basados en energía solar y puede ser el principio funcional de una futura misión a Marte (es difícil pensar en términos de combustible para un viaje interplanetario).

Así que Muirhead sabe de lo que habla. Y ahora, en una entrevista con Wired, se dedicó a hablar de su fascinación por Star Wars:

“Fui a ver la primera película de Star Wars en junio de 1977 y lo que todavía recuerdo fue esa secuencia inicial en la que el Destructor Estelar clase Imperial se mueve a través de la pantalla. Y mi primer pensamiento fue “¿Qué tipo de sociedad tiene la capacidad para construir una máquina de ese tamaño?”

Y bueno, a pesar de su enorme tamaño, un Destructor Estelar no se compara con la locura de ingeniería que representa la base galáctica más grande de este universo, la destructora de mundos, la terrible Estrella de la Muerte. Y Muirhead comentó que tal vez hubiera fabricado la estación espacial de forma muy distinta. Así lo explicó:

“Si quisiera construir una Estrella de la Muerte, no lo haría lanzando cosas desde un planeta, iría a conseguirme un asteroide y lo construiría a partir de eso. Ahí encontraría metales, compuestos orgánicos, agua, todo lo necesario para construir una Estrella de la Muerte familiar.”

Y bueno, todos estos comentarios se relacionan con la increíble misión que está dirigiendo actualmente para orbitar un trozo de asteroide en nuestra Luna. Con los datos, la capacidad y los cálculos de este ingeniero en jefe, podemos estar seguros de que sabe de lo que habla. Además de que sabemos que los ingenieros del Imperio no pudieron sortear todas las debilidades de su creación.

Así que si les interesaron estas cuestiones de hipotéticos geekeros y divulgación de la astronomía, aquí abajo les dejamos el resto de la entrevista que tiene algunos momentos interesantes sobre la ingeniería de los motores del Halcón Milenario, la dificultad de navegar un campo de asteroides y algunos datos más sobre la intrigante misión de Muirhead. Esperemos que les guste y que, si algún día se construye una Estrella de la Muerte, a nadie se le ocurra convertirnos en el próximo Alderaan.

fuente Wired

temas