Aunque parece que no, es una gran idea.

Las fotografías provenientes de la era pre digital se están perdiendo. Literalmente, se están perdiendo. Andan de una caja a otra, abandonando nuestra vida durante las mudanzas, el descuido, el clima y el tiempo.

Pensando en eso y en lo engorroso que resulta escanear foto tras foto, Google presentó una nueva aplicación llamada PhotoScan (un nombre muy poco ingenioso), que no es más que eso. Un escáner de fotografías con detección automática de bordes, corrección de perspectiva y rotación inteligente, que además te ayuda a organizar todo en tus galerías de Google Photos.

No se trata de tomarle una foto a otra foto. PhotoScan hace lo posible por eliminar las luces externas (como las luces de un escáner de escritorio y los flashes) para mejorar la calidad de las imágenes tomadas. Simplemente toma cuatro fotos de la fotografía física y cuatro puntos blancos aparecerán sobre la foto impresa. Alinea la cámara del teléfono con los cuatro puntos y cada uno se volverá azul, cuando esto pase, la app tomará la foto automáticamente. Casi al instante, tu foto será procesada y almacenada en la nube (si quieres).

Sí, es una aplicación sencilla, de una idea básica, y tampoco es la primera aplicación de escáner que llega a iOS y Android, pero Google hizo su interfaz tan simple que nadie tendrá problemas en utilizarla. Eso es pensar en los usuarios. Pueden descargarla ya desde la App Store o Google Play.

fuente Google

temas