Hace apenas algunas horas Google anunció la compra de la empresa de inteligencia artificial DeepMind. Se especula que la transacción se cerró entre los 400 y 500 millones de dólares. Esta nueva adquisición se suma a otros proyectos adquiridos por la “Gran G” en lo que parece ser una gigantesca operación en el campo de la robótica.

DeepMind es una empresa fundada por Demis Hassabis, quien fuera un niño genio del ajedrez, programador de videojuegos y que actualmente se desempeña como neurocientífico. Hassabis participó en la creación de títulos memorables como Black & White y Republic: The Revolution. No se conocen a ciencia cierta las actividades de su empresa, pero por lo que dice en su página, se trata de:

“Una compañía de punta que combina las mejores técnicas sobre el aprendizaje de las máquinas y los sistemas de las neurociencias para construir poderosos algoritmos de aprendizaje con propósitos generales.”

En suma, se trata de una startup con casi 70 empleados con base en Londres, cuyo objetivo es alcanzar el largamente acariciado sueño de la perfecta inteligencia artificial.

DeepMind se suma a Boston Dynamics como otra de las compañías adquiridas por Google con intención de construir un emporio en robótica. La empresa ahora estará bajo las órdenes de Ray Kurzweil, el director en ingeniería encargado del aprendizaje de máquinas y el lenguaje de procesamiento en Google.

Ray-Kurzweil
Ray Kurzweil (foto: null0)

De acuerdo con declaraciones de Kurzwei, la intención de la “Gran G” es construir un “ciber-amigo”. Lo cierto es que Google está apresurándose en la carrera de la robótica actual, ya veremos a dónde nos conduce.

vía Gigaom

fuente TechCrunch

temas