Según un reporte de The Wall Street Journal, el multifacético magnate Elon Musk, fundador de PayPal, Tesla Motors y Space X, pretende armar su propia red de satélites de bajo costo para ofrecer Internet a diversas partes del mundo.

Con ayuda de Greg Wyler, un veterano en la industria de satélites, fundador de WorldVu Satellites Ltd y  O3b Networks, Musk pretende diseñar y armar 700 satélites que tendrían la mitad del peso y tamaño de los de uso comercial que existen actualmente. El empresario incluso planea invertir alrededor de 1,000 millones de dólares para construir una fábrica en Colorado para educir costos de producción de cada satélite a menos de un millón de dólares,  simplificando diseños y construyendo componentes en la misma compañía.

loondrone
Google y Facebook también trabajan en llevar internet inalámbrico con ayuda de globos aerostáticos y drones respectivamente.

El proyecto aún está en etapa de planeación y todavía no es muy clara la estrategia Musk y Wyler, aunque seguramente tienen muy presente que tendrán que competir con gigantes como Google y Facebook, compañías que también han anunciado programas para llevar Internet inalámbrico a lugares de difícil acceso utilizando globos aerostáticos o incluso drones que funcionan con energía solar.

Expertos analizan que el ofrecer servicios desde el espacio no es una muy buena idea, sobre todo tomando en cuenta experiencias como las de la empresa Iridium, que en 1998 solicitó protección por bancarrota después de que lanzó planes que significaban comprar teléfonos de 3,000 dólares y llamadas de 7 dólares el minuto. O el caso de Rival Globalstar Inc, que también se declaró en bancarrota en 2002. Al final ambas empresas tuvieron que resurgir como operadoras de telefonía móvil.

Ahora sólo queda esperar para ver quién llega primero a la meta.

vía Engadget

fuente The Wall Street Journal

temas