En 1994 IBM lanzó al mercado el Simon, que se considera el primer dispositivo digno de llevar el nombre smartphone. Este increíble teléfono tenía varias de las funciones que hoy vemos en nuestros celulares, excepto el Candy Crush, claro.

En 1994 los mexicanos nos conmocionamos con una de las peores crisis económicas y políticas de nuestra generación, Dunga alzaba la cuarta Copa del Mundo para Brasil y Charles Bukowski dejaba huérfanos a todos los creyentes de que el amor es un perro infernal. En ese mágico año, mientras tú probablemente disfrutabas de los Caballeros del Zodiaco, IBM lanzó al mercado un producto que revolucionaría la historia de las comunicaciones humanas, sólo que para ese momento nadie lo sabía.

ibm simon01

El Simon contaba con aplicaciones, permitía enviar correos electrónicos y hacer notas; además de que tenía una pantalla táctil de 160×293 pixeles. Claro que el Wi-fi no existía, por lo que sólo podía ser usado en casas y oficinas con línea fija. Su impacto a nivel mundial fue bastante limitado. Hablamos de una época en la que los gadgets eran raros y Amazon, aunque ya había sido fundada, todavía no abría la tienda en línea. El IBM Simon sólo se vendió en EEUU y alcanzó a colocar 500 mil unidades, cifra bastante respetable.

 

Tenías que pagar unos 899 dólares para llevarte a casa una de estas maravillas que pesaban medio kilo. Contaba con un procesador de 16-bits que corría a 16MHz, con una memoria RAM y un espacio de almacenamiento de tan sólo 1MB. Aunque estos números suenan ridículos en la actualidad, para 1994 la existencia del Simon abría paso a la revolución en las comunicaciones del siglo XXI.

ibm simon02

Propiamente el Simon no era un smartphone, pues ese nombre no se popularizó sino hasta 1997 gracias a Ericsson, pero se le considera el padre de estos dispositivos. Para celebrar los veinte años desde la primera vez que salió al mercado, el Museo de Ciencias de Londres lo incluyó dentro de la sala Information Age. Aunque no le fue nada mal en ventas, todavía pasarían algunos años antes de que los smartphones realmente tomaran por asalto los bolsillos de millones de personas alrededor del mundo. Para 1995 el dispositivo dejó de venderse porque IBM lanzó una nueva versión con algunas pocas modificaciones (sí, ésta sucia práctica comercial para vender smartphones también tiene 20 años de antigüedad).

Como sea, el IBM Simon quedó para la historia. Hace veinte años el primer smartphone comercial comenzó a venderse, en ese año nadie imaginaba lo importantes que serían estos dispositivos.

vía Gizmodo

fuente BBC

temas