Los ecosistemas del planeta ya muestran las consecuencias del cambio.

El cambio climático es algo real y está afectando directamente a todos los seres vivos del planeta. No lo decimos nosotros, lo dicen 19 investigadores provenientes de diversas universidades y organizaciones no gubernamentales que publicaron su trabajo en la última edición de la revista Science.

En el artículo titulado The broad footprint of climate change from genes to biomes to people (La amplia huella del cambio climático de los genes a los biomas a las personas), los autores explican que la genética de las especies y los ecosistemas del planeta muestran claros signos de impacto. Estas respuestas incluyen cambios en su genética, morfología, abundancia, distribución y la forma en la que interactúan entre sí.

“El color de algunos animales, como las mariposas, está cambiando porque las mariposas de color oscuro se calientan más rápido que las mariposas de color claro, que tienen un borde en las temperaturas más cálidas. Las salamandras en el este de Norteamérica y los peces de agua fría están disminuyendo de tamaño porque ser pequeños es más favorable cuando hace calor que cuando hace frío.”

El estudio revela que actualmente ocurre una disminución de las especies animales que habitan en los climas fríos y una expansión de las que viven en el calor; también registra los “cambios en las relaciones sexuales en las especies con determinación del sexo dependiente de la temperatura y aumento de los costos metabólicos de vivir en un mundo más cálido”.

“Como subproducto de las redistribuciones de especies, han surgido nuevas interacciones comunitarias. Las especies tropicales y boreales se incorporan cada vez más a las comunidades templadas y polares, respectivamente y, cuando es posible, las especies de tierras bajas se están asimilando cada vez más en comunidades de montaña. Los impactos multiplicativos de los genes a los niveles de la comunidad aumentan hasta producir cambios en el régimen ecológico, en los cuales un estado del ecosistema cambia a un estado alternativo”

De acuerdo a los investigadores, los muchos impactos registrados en el cambio climático han hecho del futuro de la humanidad aún más impredecible de lo que ya es. “La reducción de la diversidad genética en los cultivos, sus rendimientos inconsistentes, la disminución de la productividad en las pesquerías debido a la reducción del tamaño del cuerpo (de los peces) y la disminución del tamaño de los frutos”, se han convertido en una amenaza real para la seguridad alimentaria.

f1-large

La humanidad depende de ecosistemas intactos y funcionales para su sobrevivencia. Ahora tendrá que aceptar y entender el calentamiento global en toda su magnitud para adaptarse a ellos y mitigar su influencia sobre la biodiversidad del planeta. O ya mejor irnos despidiendo.

fuente Science

temas