Los trabajadores que salieron de la empresa estaban a cargo de la producción de los videojuegos, aplicaciones y servicios web de la compañía de Mickey Mouse.

El día de ayer Disney despidió a 700 empleados de su división de productos interactivos, equivalentes al 26% del personal de esta área, los trabajadores estaban dedicados, en su mayoría, al desarrollo de videojuegos, aplicaciones móviles y servicios en la red. Desde hace un par de meses se rumoraba que la empresa planeaba recortar su plantilla de trabajadores, pero nadie se imaginó que fuera a una escala tan grande.

Aparentemente la decisión se tomo por la poca penetración que han tenido las aplicaciones de Disney, así como las nulas ganancias que obtuvieron de sus juegos sociales en Facebook. El recorte también afectó a su división de videojuegos para consolas y PCs, por lo que la empresa se enfocará mucho menos a desarrollar juegos y le dará mayor importancia a la venta de licencias a otras compañías.

Disney planea reducir a la mitad el número de videojuegos que desarrolle este año con respecto a 2013, por ello ya inició la cancelación de varios títulos, además también decidió cerrar varias páginas web registradas a su nombre.

El año pasado, la empresa ya había reportado pérdidas en su división de videojuegos, por ello cerró Junction Point Studios, responsable de  Epic Mickey, y el icónico estudio de LucasArts, responsable de franquicias como Star Wars, Maniac Mansion y Monkey Island.

vía Kotaku

fuente The New York Times

temas