El director demandó a la empresa de Jeff Bezos por no pagarle por su última película.

Woody Allen con Diego Luna en pelicula

Woody Allen es, sin duda, uno de los directores y escritores más creativos de Hollywood, y no es para menos, a lo largo de su carrera nos ha brindad decenas de películas. De hecho, desde 1969, cuando estrenó Take the money and run, con muy pocas excepciones, ha lanzado una película por año.

Lamentablemente eso cambió el año pasado, cuando no se estrenó A Rainy Day In New York, su más reciente filme protagonizado por Timothée Chalamet, Jude Law, Elle Fanning, Selena Gómez y Diego Luna. La cinta fue producida por Amazon Studios como parte de sus producciones originales, y formaba parte de un gran acuerdo que permitió el lanzamiento de Crisis in Six Seasons, la primera serie de Allen, y Wonder Wheel, un drama protagonizado por Kate Winslet, Jim Belushi y Justin Timberlake. El tercer proyecto de Allen (de un total de 4) con Amazon era A Rainy Day In New York, que estaba lista desde el año pasado, pero no se estrenó, y ni siquiera se lanzó un tráiler.

A pesar de que nunca existió una postura oficial de Amazon con respecto a enlatar la película, se cree que la decisión se tomó por la más reciente declaración de Dylan Farrow, hija adoptiva de Allen, quien apareció en televisión acusando a su padre de abuso sexual. A pesar de que Allen fue enjuiciado y declarado inocente, Dylan sigue sosteniendo que Allen se propasó con ella cuando tenía 7 años.

Para evitar mala publicidad, Amazon no estrenó la película, y todo indica que no la lanzará en mucho tiempo. Woody Allen interpuso una demanda en contra de la compañía, solicitando una indemnización de 68 millones de dólares. De acuerdo con The Hollywood Reporter, Allen alega que en 2014 firmó un acuerdo con Amazon, en el que el estudio prometió pagar a Allen entre 68 y 73 millones de dólares por película entregada. Allen ya entregó A Rainy Day In New York, pero ahora Amazon se niega a pagar por la película, e incluso intentaron romper el convenio desde junio del año pasado, cuando Dylan Farrow realizó sus polémicas declaraciones.

En la demanda se puede leer:

“Amazon intentó romper el acuerdo con el pretexto de una acusación sin pruebas formulada hace 25 años. Esa acusación era bien conocida por Amazon (y por el público en general) antes de que Amazon firmara cuatro contratos distintos con el Sr. Allen”.

En teoría Allen tendría todas las de ganar, pero recordemos que Amazon es dirigida por el hombre más rico del mundo, el multimillonario Jeff Bezos. Así que cualquier cosa puede pasar. Eso sí, lo más seguro es que, después de la demanda, no veamos esa película nunca.

temas