Seguramente para muchos niños jugar en el parque o en el jardín es sinónimo de imaginar que viajan a otros planetas, o a zonas inexploradas de la Tierra al estilo de Indiana Jones. Y aunque generalmente la capacidad de asombro va disminuyendo con la edad, dos artistas y tecnólogos mexicanos decidieron poner manos a la obra y revivir ese sentimiento recorriendo las vías del tren abandonadas de nuestro país en un vehículo “espacial” fabricado específicamente para esta misión.

Después de la privatización de la industria ferroviaria en 1995, los trenes de pasajeros son cosa del pasado en México, a excepción de algunos puntos turísticos). Con esta decisión la industria del transporte en nuestro país quedó mutilada y a su suerte quedaron vías, talleres, estaciones y muchos pueblos pequeños a lo largo y ancho del territorio mexicano.

Con esto en mente y de la frustración de vivir en un país sin trenes de pasajeros, Iván Puig y Andrés Padilla decidieron ponerse a trabajar para descubrir los secretos de estas ruinas modernas y recolectar evidencia para compartirla con el mundo. ¿Alguna vez han visto una vía abandonada y han sentido curiosidad por ver a dónde va? Ellos también y por eso crearon la Sonda de Exploración Ferroviaria Tripulada (SEFT-1), un vehículo que parece sacado de una película de ciencia ficción.

seft1-3

El auto ha sido diseñado para moverse tanto en las calles como en los rieles, gracias a que utiliza neumáticos y llantas de metal. La estructura está basada en una camioneta pickup,el fuselaje es de aluminio sin pintura para darle ese toque futurista y el panel de controles fue completamente rediseñado con módulos digitales y análogos para medir el tiempo y la posición, con todo el estilo de la alta tecnología que la ciencia ficción ha dejado en el imaginario colectivo.

Ademas, SEFT-1 es amigable con el medio ambiente, ya que integra un sistema de obtención de energía a base de paneles solares y una célula de hidrógeno. De esta forma, el vehículo no contamina mientras realiza su trabajo de exploración.

seft12

Entre 2010 y 2012 los dos artistas se convirtieron en “Ferronautas”, exploradores de tierras lejanas en una nave que se convirtió en su casa durante dicho periodo. Alrededor de 8 mil kilómetros de vías fueron recorridos, y en el camino tomaron fotografías, videos y audio para realizar una exposición artística.

La iniciativa cuenta con el apoyo del INBA, el MUNAL y hasta de Ferrocarriles Mexicanos. Sin embargo, la primera exposición titulada Ruinas modernas 1:220 no será presentada en México, sino en la galería Furtherfield de Londres hasta el 27 de julio. Mientras esperamos a que este trabajo llegue a nuestro país, pueden conocer más acerca de SEFT-1 y de sus exploraciones en el sitio web del proyecto.

vía BBC

fuente SEFT-1

temas