La secuela de IT (ESO) promete ser mejor que el final de la miniserie de los noventa.

Faltan unos cuantos días para el estreno de ESO (IT), la cinta que volverá a poner de moda a Pennywise, el payaso diabólico. Si bien la película tiene algunos problemas (que profundizaremos en la próxima reseña), es suficientemente buena como para ser una de las películas de terror imperdibles del año.

Warner Bros. confía tanto en ESO que ya dio luz verde –aunque todavía no oficialmente– para comenzar a trabajar en una secuela, que en teoría será una puesta al día de la parte final de la miniserie de los noventa, en la que vemos al Club de los Perdedores ya todos cuarentones, siendo bastante más exitosos de lo que pensaban en su infancia… hasta que Pennywise regresa.

Bill Skarsgård, el actor que interpreta al maléfico payaso, reveló en una entrevista que el director Andrés “Andy” Muschietti pretende que la historia de la segunda parte se aleje aún más de la miniserie y cuente cosas que sólo se habían tocado en la novela. Y no sólo eso, el actor reveló que la secuela incluso podría ir más allá en temas que ni siquiera se profundizaron en la obra de Stephen King, como el origen de Pennywise.

“Estoy vinculado a la película [It: parte 2], pero eso es todo lo que puedo decir por el momento. Estamos todavía en una fase inicial de producción, y apenas estoy hablando sobre ella con Andy [Muschietti] y viendo cómo será. Puedo adelantar que es una historia diferente, pero estoy entusiasmado porque profundizará en mi personaje, y se detallará más sobre quién es Pennywise. [En la primera parte] ya se plantea con profundidad una evolución y cambio en Pennywise, desde la primera escena hasta la última, y hay un viaje ahí que nos gustaría que el público entendiera […] Creo que es hacia donde quería ir desde el minuto uno de la película, y es hasta donde me gustaría continuar explorando en la segunda parte: escarbar en los espacios psicológicos y metafísicos de este ser interdimensional”, recalcó Skarsgård.

Todavía no sabemos si Muschietti tomará como base la extraña historia que se cuenta en la novela, con una araña espacial maligna y una tortuga gigante que simboliza el bien; o si, como ocurre con la cinta que llegará la próxima semana a los cines, se tomará muchas libertades creativas.

Además de contar más sobre el origen de Pennywise, se sabe que veremos flashbacks ambientados en 1989, por lo que –aunque sea brevemente– volveremos a ver a los carismáticos niños del remake, uno de los puntos fuertes de la nueva versión de ESO.

fuente Metro

temas