Dice J. K. Rowling que en realidad existieron dos Harry Potter

Kheeeeé?

Harry Potter es sin duda una de las sagas de fantasía que, para bien y para mal, cambió la relación entre literatura, lectores y mercadotecnia. Ahora que se cumplirán veinte años de la publicación de Harry Potter y la Piedra Filosofal (30 de junio de 1997), J. K. Rowling reveló en la página de Pottermore que en realidad existieron dos Harry Potter en la historia.

Pero no te alarmes, no creas que se trata de gemelos separados al nacer y que ahora veremos la historia del niño mago que cosía –como el gemelo de Bart– ratas a palomas. No, Rowling se ha tomado la libertad de construir el árbol genealógico de los Potter, el cual se remonta al siglo XII con el excéntrico mago Linfred de Stinchcombe, mismo que era conocido entre la vox populi como “The Potterer”, mote que terminará transformándose en Potter, apellido que adoptarían en adelante todos sus descendientes.

Pasaron varias generaciones de Potters hasta que así, el primer Harry Potter fue… ¡el bisabuelo del Harry que todos conocemos! Su nombre era Henry Potter, pero de cariño sus amigos lo llamaban Harry y trabajó en el tribunal mágico de Reino Unido desde 1913 hasta 1921.

Desde entonces el corazón y la valentía han acompañado a la familia Potter, pues durante su desempeño en el Ministerio de Magia, Henry condenó a Archer Evermonde –el entonces Ministro– por prohibir a los magos interferir en la I Guerra Mundial para ayudar a los muggles.

Las fuertes declaraciones de Henry Potter provocaron que la familia quedara excluida de los “Sagrados Veintiocho” (Sacred Twenty-Eight), es decir, las familias que se consideraban como verdaderamente de sangre pura durante esa época.

El hijo de Henry, padre de James Potter y abuelo de Harry se llamó Fleamont Potter y se volvió famoso comercializando la poción mágica del cabello Sleekeazy. Fleamont se casó con Euphemia y, luego de perder toda esperanza de tener un hijo, llegó James nada más para ser un gran alumno de  Hogwarts, casarse con Lily, y ser asesinado por Voldemort.

Fleamont y Euphemia llegaron a ver el matrimonio entre James y Lily, pero no conocieron a Harry porque murieron víctimas de la viruela del dragón. Lo que realmente sorprende es que para Rowling el universo de Harry parece no agotarse nunca y sus fans están satisfechos de que así sea. Aunque, para otros –como yo–, nunca, nada volverá a ser igual a hace 20 años cuando dos viejos magos tocaron a la puerta del número 4 de Private Drive para dejar al cuidado de sus tíos al niño que había sobrevivido a la maldición asesina.

fuente Pottermore

temas