Prefirieron chocar sus sables de luz, en lugar de bailar la “romántica” canción de Titanic (en la versión de Los guardianes del amor).

Llega una edad en que todos tenemos que asistir con regularidad a las bodas de nuestros amigos, parientes y compañeros de trabajo. Después de repetir por cierto tiempo el rito, ya sabemos al dedillo cual será el itinerario del evento: ceremonia, discurso de un pariente pasado de copas, baile romántico con alguna canción cliché, que puede ir de la insufrible One de U2 a una rola de Luis Miguel, la fiesta con tequila en la víbora de la mar y demás parafernalia kitsch.

Una pareja de nerds inadaptados buscó una sencilla forma de romper con el protocolo: decidió cambiar su primer baile como marido y mujer por una batalla con sables de luz… algo que seguramente provocó un poco de pena en los padres del novio, porqué se ve bastante poco hábil y ágil enfrentando a la nueva dueña de sus quincenas.

¿Son lo suficiente nerds para hacer algo similar? ¿Prefieren bailar la vomitiva Por ti volaré de Andrea Boccelli? ¿Son otakus y bailarán Hoshi no Hate de Saikano?

temas