El documento revela que sitios de la vida real inspiraron la tierra fantástica creada por el autor de El Señor de los Anillos.

The Guardian dio a conocer el hallazgo de un mapa de la Tierra Media lleno de anotaciones realizadas por el mismísimo J.R.R. Tolkien. El documento fue encontrado en una vieja copia de El Señor de los Anillos en propiedad de la familia de la ilustradora Pauline Baynes (fallecida hace 7 años), quien realizó las portadas de Las crónicas de Narnia, y las ilustraciones de la edición británica de los tres volúmenes de El Señor de los Anillos, El Hobbit, además de varios pósters de los mapas de la Tierra Media que se incluían en los libros.

Aparentemente el mapa llegó a las manos de Baynes en 1969, mientras trabajaba en las ilustraciones de una edición especial de El Señor de los Anillos lanzada por la editorial Allen & Unwin con dibujos a color.

jrrr
Algunos de los apuntes de Tolkien que se encontraron junto al mapa

En las  anotaciones realizadas por Tolkien se describen algunos de los sitios reales que inspiraron muchos de los rincones de la Tierra Media. Por ejemplo, se señala que las Minas Tirith ( la ciudad capital del reino de Gondor)  están basadas en la apariencia de la ciudad italiana de Rávena, y que Hobbiton (el pueblo donde vive la familia Baggins) está inspirado, con incluso la misma latitud, en Oxford, lugar donde Tolkien trabajo varios años.

El novelista también utiliza a Belgrado, Chipre y Jerusalén como otros puntos de referencia para los dibujos de Baynes.

“Ésta es la mejor obra efímera de Tolkien que ha surgido en los últimos 20 años. El mapa muestra lo tremendamente obsesionado que Tolkien estaba con los detalles. Cualquiera que colaboraba con él en su trabajo lo hacía bajo su propia cuenta y riesgo. Era muy complicado trabajar con él, pero muy gratificante al final” indicó Sian Wainwright, responsable de vender el mapa.

Junto al mapa también se encontraron montones de anotaciones realizadas por el autor de los libros, en las que puntualmente señala detalles que quería se reflejaran en las ilustraciones de Pauline Baynes, quien sufría cuando trabajaba con Tolkien, por los niveles obsesivos del escritor, quien rechazó varias versiones de los mapas de la ilustradora. El mapa y otras pertenencias de la ilustradora fueron puestos a la venta por Blackwell’s Rare Books, una casa de compraventa especializada en libros, y la familia de la dibujante, quienes piden 60,000 libras (aproximadamente 91,989 dólares) por el documento con apuntes de Tolkien.
mordor

fuente The Guardian

temas