La secuela de Contagion ya está en desarrollo

¿Necesitamos más películas de virus mortales?
Foto: Warner Bros. Pictures

Cuando el mundo entero se encerró en su casas al inicio de la pandemia descubrimos cuán sadomasoquistas podemos ser: para alimentar nuestros miedos películas como Contagion y Outbreak se volvieron populares de nuevo.

Al igual que muchas personas yo también volví a ver Contagion, porque me la recomendó Netflix, y lo único que me generó fue el temor a respirar aire en público o tocar cualquier superficie del exterior. Fue una mala idea. Pero a raíz de la pandemia era innegable que múltiples directores no quisieran explorar la historia actual del Covid-19.

Ahora, después de que Michael Bay hiciera la primera película basada en nuestra historia reciente, Songbird, pero ambientada en un mundo destrozado por el coronavirus. Se informó que Steven Soderberg hará una secuela “filosófica” de Contagion. 

En una conversación para el podcast Happy Sad Confused, el director de Contagion reveló sus planes para realizar una secuela de su película de 2011, junto con el guionista Scott Burns.

“Tengo un proyecto en desarrollo en el que Scott Burns está trabajando conmigo, es una especie de secuela filosófica de Contagion, pero en un contexto diferente”, reveló Soderbergh. “Las verás a los dos como gemelas, pero con colores de cabello muy diferentes. Entonces, Scott y yo habíamos estado hablando sobre, ‘¿Cuál es la próxima interpretación de una historia del tipo Contagion? Hemos estado trabajando en eso; probablemente deberíamos pisarlo un poco”.

La historia original de Contagion presentó una historia digamos que, apocalíptica, en la que que un virus originado en Hong Kong se expande por Estados Unidos cuando una mujer muere repentinamente a raíz de un resfriado. La película fue dirigida por Soderbergh, con un reparto que incluyó a  Marion Cotillard, Matt Damon, Laurence Fishburne, Jude Law, Kate Winslet y Gwyneth Paltrow.

¿Qué opinas de las películas basadas en la pandemia y en los virus mortales?

***

Las películas de horror, por más chafas que sean, son necesarias.

ANUNCIO