Haven’s Gate: la secta que creía en los OVNIS y el suicidio colectivo de Rancho Santa Fe

Marshall Applewhite y Bonnie Nettles crearon una religión basada en los OVNIS que llevó al suicidio de 39 personas en 1997.
(Foto: Wikimedia Commons)

Era una calurosa mañana del 26 de marzo de 1997 en Rancho Santa Fe, al norte de San Diego, California, cuando la policía encontró los cuerpos de 39 personas que se habían suicidado con fenobarbital –un barbitúrico utilizado para ciertos tipos de epilepsia–, mezclado con jugo de manzana y vodka. El incitador: Marshall Applewhite, cofundador de una de las sectas más famosas del siglo XX: Haven’s Gate.

Contacto OVNI

Corría el año de 1972 cuando Marshall Applewhite conoció a Bonnie Nettles, una enfermera interesada por en la teosofía y en las profecías bíblicas. Las afinidades se dejaron ver de inmediato y al poco tiempo de hacerse amigos, Applewhite aseguró que sentía comos si la conociera desde hace mucho, así que terminó por concluir que se habían conocido en una vida anterior. Al mismo tiempo Nettles le dijo que los extraterrestres habían augurado su encuentro y juntos se convencieron de que tenían una misión divina. Así que decidieron interesarse también por las prácticas cristianas alternativas que guardan una estrecha relación con la astrología.

Applewhite aseguraba tener visiones que le indicaban cual era el camino correcto para encontrar la trascendencia. Junto a Nettles, con la que no mantenía ningún tipo de relación sexual (su amor era puramente platónico), abrió una librería cristiana llamada Christian Arts Center (Centro Cristiano de las artes), donde vendían libros de varias temáticas relacionadas con al espiritualidad. Pero además, Applewhite era asiduo a las lecturas de ciencia ficción en especial a los libros de Robert A. Heinlein y Arthur C. Clarke.

(Foto: Gettu Images)

La combinación de las lecturas espirituales y de los libros de sci-fi, llevaron a la pareja abri un centro de enseñanza conocido como Know Place, donde impartían clases de teosofía y misticismo. Para 1973 decidieron que era momento de agarrar camino a lo largo del oeste de Estados Unidos para que los demás escucharan sus enseñanzas, pues ambos se habían convencido de que eran Los Dos Testigos de los que habla el Apocalipsis y que tenían que impartir su doctrina para conseguir la trascendencia. Así que, como no tenían recursos suficientes para emprender sus viajes, decidieron vender su sangre en varias ocasiones y trabajan de manera temporal para conseguir los recursos necesarios. Su estilo de vida se volvió, más o menos, errante, comían poco, dormían muchas veces al aire libre y cuando conseguían alojarse en algún hotel de paso, procuraban escapar sin pagar el alojamiento.

Fue en mayo de del 74 cuando la pareja consiguió a su primera alumna y a partir de ese momento la doctrina de Applewhite y Nettles empezaría a tomar más forma. En su libro Destroying the Wolrd to Save It: Aum Shinrikyo, Apocalyptic Violence, and the New Global Terrorisim, Robert Jay Lifton cuenta que en sus viajes Applewhite y Nettles reflexionaban sobre la vida de San Francisco de Asís, al tiempo que leían a autores esotéricos como Helena Blavatsky. Tenían un ejemplar de la Biblia del rey Jacobo y estudiaban el Nuevo Testamento con ahínco sobre todo temas relacionados con la cristología, el ascetismo y la escatología, aderezadas con las lecturas de ciencia ficción. A través de todo esto ambos consideraron que su mente era superior a la de los demás y escribieron un panfleto donde explicaban que Jesucristo reencarnaría pero en Texas (curiosamente el estado natal de Applewhite). Así que que los dos consideraban que estaban destinados a ser asesinados para resucitar. Y, luego de volver a la vida, serían transportados en una nave espacial a una suerte de más allá. Ha este evento lo denominaban como “La Demostración”.

Religión, OVNIS, Star Trek y suicidio colectivo

Luego de ser arrestado en 1924 por robarse un auto, Marshall Applwhite pasó seis meses en prisión reflexionando sobre su ideología, decidió abandonar el ocultismo y enfocarse en la vida extraterrestre y la trascendencia. Cuando lo arrestaron aseguraba que el robo del auto era una orden celestial.

Para 1975 la pareja se hacía llamar en conjunto “Los dos” o “Los dos OVNIS” y empezaron a publicar avisos donde invitaban a la gente a reunirse para que los escucharan. Así consiguieron hacerse de algunos adeptos a los que llamaban “los tripulantes”. De acuerdo con Lifton:

“Ya en 1975, Marshall Herff Applewhite, su gurú, dijo que había preguntado a sus discípulos si estarían ‘dispuestos a portar armas por esta causa’, explicando que en lugar de matar a otros, querían incitar a la gente a que ellos fuesen asesinados”.

Durante sus reuniones Applewhite era el orador principal, mientras que Nettles intervenía sólo para acentuar o clarificar algunos puntos de los expresados por su pareja. El primer nombre de su iglesia es por lo demás absurdo y divertido. Anonymous Sexaholics Celibate Church (Iglesia célibe para erotómanos anónimos), pero pronto pasó a ser reconocida como la Human Individual Metamorphosis (La metamorfosis individual humana). Las ideas extarrerrestres de Applewhite y Nettles estaban arraigadas en la teoría de los antiguos astronautas, esa que dice que los alienigenas visitaron la Tierra en la antigüedad y que en algún momento volverán por nosotros. Un dato curioso apunta que Applewhite hablaba recurrentemente con frases sacadas de Stark Trek. Su religión, entonces se centraba en el crecimiento individual, muy al estilo New Age, y terminó por reclutar a 40 personas fieles a las que convencieron de abandonar sus hogares y llevar más bien una vida nómada a su lado. La mayoría de sus discípulos eran jóvenes.

(Foto:Haven’sGate DataBase)

A finales de los años setenta, la secta recibió una gran cantidad de dinero y compraron algunas casas en Denver y Dallas, ya que muchos fueros “desterrados” por su falta de entrega y devoción, así se recluían y su estilo de vida era, más bien secreto para la sociedad, al puro estilo de El castillo de la pureza. Applewhite y Nettles se concentraban en preparar a sus adeptos para lo que ellos denominaban el Siguiente Nivel. Por ejemplo, una noche dijeron a sus discípulos que los extraterrestres los visitarían y los hicieron aguardar a la intemperie toda la noche, al final les dijeron que sólo estaban probando su lealtad.

En 1980 el dúo apocalíptico ya contaba con 80 seguidores y los tenían vigilados a tal grado que no los permitían ausentarse de sus casas a las que llamaban “naves”. Para 1983 les permitían visitar a sus familiares sólo el Día de las Madres y les pedían que explicaran que estaban estudiando informática en un monasterio.

En 1985 la tragedia azotó a la comunidad pues la muerte alcanzó a Bonnie Nettles, quien se sometió a una operación de un ojo, pues había sido diagnosticada con cáncer. Desconsolado, Applewhite cayó en depresión, pero aseguraba a sus discípulos que Nettles se comunicaba con él y que había viajado al siguiente nivel porque tenía mucha energía para quedarse a habitar el mundo terrenal, abandonando de esta manera, su cuerpo físico. Applewhite celebró entonces una boda donde se casaba con la comunidad para afianzar su unidad y explicó que Nettles lo había abandonado porque él todavía tenía cosas que aprender, entonces comenzó a referirse a ella con pronombres masculinos y la llamaba, incluso, “El Padre”.

La comunidad vivió en secreto durante mucho tiempo y en 1988 publicó un par de panfletos donde explicaban su peculiar estilo de vida e incitaba a miembros del New Age a leer algunos libros relacionados con sus creencias. En los años noventa Applewhite empezó a contemplar, por primera vez, y de forma seria, el suicidio colectivo como alternativa para alcanzar el Siguiente Nivel y vivir La Demostración. Por otro lado, la secta se hizo más rigurosa en cuanto a la asexualidad y para 1995 Applewhite y varios miembros optaron por la castración química.
El grupo alquiló una mansión en Rancho Santa Fe en 1996 y grabaron dos mensajes en video donde ofrecían a sus espectadores la última oportunidad para abandonar la Tierra. Curiosamente, el cometa Hale Bopp estaba acercándose a la Tierra y Applewhite le aseguró a sus seguidores que esa sería la nave que los llevaría al Siguiente Nivel. Les dijo que Nettles estaba a bordo, pero había un pequeño detalle, para poder abordar la nave, tenían que suicidarse.

En 1997 el grupo se aisló definitivamente, grabó mensajes de despedida donde alababan a Applewhite. El propio Applewhite grabó un video antes de morir donde explicaba que la muerte era la salida final, ya que odiaban este mundo “con todo honestidad”.

El jugo de manzana mezclado con vodka y fenobarbital sería el conducto de purificación que les permitiría encontrar la muerte aquel 26 de marzo. El caso se volvió tan famoso –Series como American Horror Story le dedican parte de su trama– que ha sido investigado por varios expertos y la mayoría concuerda en que el poder de atracción que Applewhite ejercía sobre sus discípulos era sorprendente, a tal grado que consiguió hacerlos completamente dependientes.