Guillermo del Toro revela secreto de su éxito: “Sólo hago películas con una premisa totalmente loca”

El mexicano fue entrevistado por Alec Baldwin en el Festival de Tribeca, y contó muchos de sus secretos.
(Universidad de Guadalajara=

Desde que lo conocimos con Cronos, Guillermo del Toro ha sido reconocido como uno de los directores de cine menos convencionales, con propuestas que atrapan a sus fans y cautivan a la crítica… aunque no siempre a la taquilla. A pesar de todo, sobre todo después de ganar el Oscar por The Shape of Water, actualmente difícilmente un estudio puede decirle que no a Del Toro, que ha logrado que sus historias sean vistas con interés en todo el mundo.

Ahora, en una entrevista concedida a Alec Baldwin durante el Festival de Tribeca, el mexicano reveló el secreto de su éxito: sólo acepta dirigir películas con una loca premisa inicial.

Estas son las palabras de Del Toro:

“Las películas que hago, la mayoría del tiempo las hago porque la premisa es totalmente loca. Cuando estás en el set y has absorbido 100 años de cine… tienes que parar y decir, ‘De acuerdo, eso es lo que normalmente ocurriría en esa película. ¿Cómo lo puedo hacer diferente?’ Y te tienes que detener. Te tienes que detener. Y cuanto más viejo te haces, más quieres ser diferente”.

Del Toro dijo que, antes de cada película, escribe de 8 a 10 páginas de la biografía de cada personaje, crea un guión gráfico y planifica cada composición de las escenas en ese storyboard. También reveló que, en toda su carrera, sólo ha realizado 2 reshoots (regrabar escenas luego del final de la producción) en dos películas: El Laberinto del Fauno y Pacific Rim.

Baldwin le preguntó si, con su famoso amor por los monstruos, aceptaría hacer un remake de una de las películas clásicas del género:

“Tuve la idea de hacer un remake de Frankenstein y la novia de Frankenstein, pero no creo que vaya a suceder”.

También recordó que, hace años, presentó una propuesta para hacer The Shape of Water con Universal, buscando vincular su cinta con el clásico El Monstruo de la Laguna Negra, pero el estudio no estuvo interesado.

El mexicano también soltó una serie de consejos aforísticos para los aspirantes a directores: “Dirigir es estar organizando un accidente”, “es una negociación de rehenes con la realidad”.  Finalmente, habló de lo creativo que se vuelve con problemas de presupuesto:

“Como director, es tu deber superar de manera responsable el alcance del presupuesto. Si tienes suficiente tiempo y suficiente dinero, está arruinado. Puede que esté gordo aquí”, apuntando a su estómago, “pero no aquí”, indicando su cabeza. “Aquí, es como si tuviera estomago de lavadero”.

Entre las otras ideas memorables que compartió en la charla se encuentra que siempre escribe a sus personajes con actores específicos en mente. Si esos actores no están disponibles para interpretar el papel, “simplemente no hago la película”.