Goku y Vegeta se han convertido en un dúo inseparable y Dragon Ball Super lo demuestra

Spoiler Alert!
Quién lo diría... | Foto: Toei Animation

La lucha contra Moro ha terminado y, aunque los fanáticos están decepcionados de que Vegeta no haya tenido la oportunidad de asestar el golpe final al mago que absorbe energía, quedó claro en la última entrega del manga Dragon Ball Super que Goku todavía necesita Vegeta sin alguna duda.

El dúo dinámico haciendo lo suyo

Goku tomó muchos pasos no tan acertados en la lucha contra Moro, dándole al villano un frijol senzu y negándose a matar a la potencia cornuda, pero cuando el antagonista final se fusionó con la tierra misma, quedó claro que el protagonista Saiyan tenía que adoptar uno drásticamente diferente. Afortunadamente para Goku, no estaba solo en esta pelea ya que Vegeta, con su nueva técnica de Fusión de Espíritus Forzados, no sólo podía drenar la energía de Moro, sino también alimentar a Goku directamente para salvar el día.

Al final, ni siquiera la ayuda de Vegeta fue suficiente para derribar la nueva forma de Moro, ya que el poder que se le dio a Goku no fue suficiente para que accediera al Ultra Instinto una vez más. Gracias a la ayuda de Uub, la reencarnación de Kid Buu, Goku recibió la energía necesaria para destruir a Moro y salvar a la Tierra en el proceso.

Foto: Viz Media

Muchos seguidores han quedado un poco desilusionados ya que Vegeta no fue el que dio el golpe mortal, pero dijeron que los lectores pueden consolarse con el hecho de que el príncipe de los Saiyans fue una parte esencial para destruir a Moro, y demostrar que Goku todavía necesita ayuda para ganar el día. Goku puede superar a Vegeta en cuanto a fuerza, pero el príncipe ha sido capaz de usar su agudo intelecto y su impulso asesino para arreglar los problemas de los Saiyans una y otra vez.

La balanza del fandom sigue inclinándose más hacia Vegeta conforme pasa el tiempo, pues este príncipe saiyajin ha logrado dar el salto de ser uno de los antogonistas más populares a el dúo inseparable de Kakaroto.