Fallece Óscar González Loyo, creador de Karmatrón

Se fue uno de los referentes del cómic mexicano de todos los tiempos. Descanse en paz.
Fallece Óscar González Loyo

El historietista mexicano Óscar González Loyo, creador de Karmatrón y los Transformables y director de ¡Ka-Boom! Estudio, falleció a la edad de 61 años de edad el pasado domingo 7 de febrero por complicaciones de salud, informó su familia en un comunicado.

“El legado que nos heredó a muchos es inconmensurable, tanto artístico como espiritual, y ha dejado esta Tierra uno de los seres de más luz y bondad que el cosmos pudiera tener – escriben sus allegados en un comunicado- Quieres recibimos sus enseñanzas estamos concientes que él ahora está en un plano donde no hay dolor ni sufrimiento”

Nacido en 1959, Óscar González Loyo comenzó su carrera dentro de las viñetas a muy corta edad, 14 años, dibujando las contraportadas de las revistas de Capulina y Cepillín, y luego obtuvo su primer serie propia en el comic de Las Aventuras de Parchís y luego hizo lo propio con Katy la Oruga, en 1985.

Portada de Karmatrón y los Transformables # 179 / Imagen: Óscar González Loyo

En febrero 1986 lanza Karmatrón y los Transformables, uno de los cómics de autor más exitosos de la segunda mitad del siglo XX, en donde mezcló robots gigantes con temas esotéricos y filosóficos, sobre todo de las culturas maya e hindú.

Karmatrón y los Transformables cuenta la historia de Zacek, un príncipe que debe defender a su pueblo de las fuerzas del mal transformándose en el colosal Karmatron y la ayuda de robots gigantes.

En el año 2000, Óscar González Loyo se convirtió en el primer mexicano en ganar el prestigioso premio Will Eisner por su colaboración en Bart Simpson’s Treehouse of Horror #5 de Bongo Comics.

Bart Simpson’s Treehouse of Horror #5 / Imagen: Bongo Comics

Siempre fue un promotor del cómic en nuestro país, participó en la primera convención de comics de México, realizada en la ENEP Aragón (UNAM) en 1995 y en el mítico show de Nino Canún, “¿Usted qué opina?”, dedicado a los comics. También realizó varios eventos, conferencias y convenciones a lo largo de los años.

Aunque rodeado de polémica, dentro y fuera del mundo de la historieta, González Loyo siempre fue un referente del cómic nacional para más de de una generación. Se va dejando una escuela filosófica y artística que pocas veces hemos visto en México.

¡LA YUME NUM TOX MUK IL IN TIAL!

***