Fallece Miguel León-Portilla, pionero en el estudio de las literaturas indígenas de México

El fallecimiento de Miguel León-Portilla implica la pérdida de uno de los más grandes intelectuales de México y de la historia prehispánica.
(Foto: La Otra Opinión)

El Dr. Miguel León-Portilla, toda una autoridad en la historia y filosofía mexicanas, ha fallecido a los 93 años de edad. La muerte del pionero del estudio de las literaturas indígenas de México deja un enorme vacío en la cultura mexicana.

También te recomendamos: Los europeos mataron tantos indígenas en la conquista que provocaron una pequeña era del hielo

Ilustre universitario, humanista, maestro de maestros, investigador emérito y doctor honoris causa por la UNAM, desde muy joven mostró inquietud académica y tuvo por maestros a Manuel Gamio y Ángel María Garibay. Fue éste último quien le dijo el consejo que determinó su andar profesional. Si quería estudiar en serio el periodo prehispánico de nuestro país, tenía que aprender náhuatl. Esto significó toda una revelación para el maestro León-Portilla, quien pudo entender mejor la manera en la que pensaban los pueblos indígenas.

Y es gracias a él que podemos conocer la visión de los indígenas ante la Conquista. Antes, parecía que no tenían voz, que no tenían nada que decir al respecto. León-Portilla se dio a la tarea de reunir textos y testimonios de indios. Labor monumental que terminó convirtiéndose en su obra más afamada: La visión de los vencidos.

Editado en 1959, nos brinda un punto de vista crítico acerca del proceso que culminó con la ocupación española de la ciudad de México-Tenochtitlan. Pudimos así conocer las terribles atrocidades cometidas por los conquistadores, y la sed insaciable de riquezas oculta bajo el discurso de obediencia a su rey y a las leyes de su Dios.  Las voces que llevaban siglos enterradas  y a las que León-Portilla les permitió ser escuchadas.

Visión de los vencidos se convirtió en todo un éxito.  Tiene alrededor de 30 ediciones y traducciones a casi veinte idiomas, lo que ha hecho que se le considere uno de los libros mexicanos más influyentes.

León-Portilla dedicó su vida a la a la divulgación, e incluso exaltación, de la cultura de los antiguos mexicanos. Expuso a lo largo de su abundante bibliografía la cosmología indígenas y sus connotaciones filosóficas. Abordó textos literarios, poéticos, que abordó con profundo respeto, pero sobre todo, con sensibilidad para que el lector se sumerja en el viaje a través de su concienzudo análisis intelectual. Casi 70 años de trabajo buscando que se revaloricen las culturas indígenas y se les dé el lugar que merecen en México.

(Foto: UNAM)

Trabajó arduamente hasta que sus fuerzas así lo permitieron. Logró siempre un balance entre la docencia y la investigación. Generaciones de historiadores y especialistas pasaron por su aula para aprender de uno de los grandes maestros de nuestros tiempos.

El legado de León-Portilla perdurará para siempre.  Tal vez algún día su esfuerzo nos ayude a lograr lo que el tanto buscó: la reconciliación de legado, tanto indígena como español.

Defiendo que la historia no es ningún lujo, ni la antropología, pues ambas son el espejo que observamos para saber quiénes somos y tomar conciencia y confianza en nosotros. Somos herederos de dos ricos legados a veces en conflicto. Espero que éstos entren en solución de comprensión recíproca, para el bien nuestro.

Descanse en paz, Miguel León-Portilla.

En desarrollo.