Este personaje de El Extraño Mundo de Jack estuvo a punto de irse por racista

Según estas declaraciones, Tim Burton no es un sujeto tan agradable.

Muchos éramos niñas y niños cuando se estrenó El extraño mundo de Jack en 1993. En esa época no comprendíamos las implicaciones que podían tener ciertos personajes de la película, pero ahora tenemos edad suficiente para saberlo: el villano Oogie Boogie tiene connotaciones consideradas racistas por parte del equipo de la cinta… mismas que Tim Burton prefirió ignorar.

En una entrevista reciente en el podcast Script Apart, la guionista Caroline Thompson habló de sus diferencias con Tim Burton respecto al nombre y apariencia de Oogie Boogie en El extraño mundo de Jack:

“El personaje de Oogie Boogie parece un Klansman [del Ku Klux Klan]. Oogie Boogie es un término despectivo para personas afroamericanas al sur de Estados Unidos”, dijo Thompson. “Les rogué que cambiaran algo de ese personaje, por esa misma razón. Dije: esto es tan horrible y peligroso y antiético. No gané esa batalla… Tuve un gran conflicto con esa parte de la película, para ser franca. Además su canción es interpretada por un hombre afrodescendiente, así que es una trifecta de lo que está mal. Y, como ya dije, le pedí a Tim que reconsiderara”.

Henry Selick, el director de la película, también tenía otros planes para Oogie Boogie. En El extraño mundo de Jack, el villano resulta ser un montón de gusanos de colores bajo la tela de su traje. Sin embargo, Selick quería que fuera otra la gran revelación:

“Henry y Tim tuvieron una gran pelea sobre Oogie Boogie, pues Henry quería que en el interior de Oogie Boogie estuviera el Dr. Finkelstein manipulando a Oogie Boogie, en lugar del saco de polillas”.

El Dr. Finkelstein es el otro villano de El extraño mundo de Jack, quien creó a Sally para servirle y la mantiene prisionera. En esa parte descartada de la trama, Oogie Boogie sería una creación de Finkelstein para vengarse de Jack, pues Sally está enamorada de él. Thompson reveló que Tim Burton odió esa idea tanto que, durante la discusión con Selick, “se alteró e hizo un agujero en la pared de una patada antes de irse”.

Thompson asegura que esa discusión entre Tim Burton y Henry Selick ocasionó una ruptura en la relación entre ambos, que “aún no se ha reparado”.

¿Cómo habría sido Oogie Boogie sin las connotaciones racistas y con los cambios propuestos por su director? Eso nunca lo sabremos. Por ahora, podemos disfrutar de la época que empieza en Halloween y termina en Navidad, en la que podemos ver El extraño mundo de Jack sin que se sienta fuera de temporada.