Esquemas de los divertidos aparatos que utilizaba Wile E. Coyote fueron diseñados por un grupo de ilustradores para servir de apoyo en una hipotética demanda entablada por el personaje de la Warner en contra de la ficticia empresa tecnológica ACME.

Cada que salía a la carretera, esperaba escuchar un “Beep, Beep”, porque tenía la seguridad que se trataría del correcaminos, lamentablemente las pocas ocasiones que escuché un sonido similar provenía de un Volkswagen Sedan. Así como yo, muchos otros crecieron viendo el programa El Correcaminos, mismo que nos hizo odiar al pajarraco veloz y echarle porras al perseverante Wile E. Coyote.

El Coyote fue, muy probablemente, el primer adicto a la tecnología que nos tocó conocer, este amante de los gadgets lo mismo utilizaba un innovador traje de murciélago que le permitía planear en el aire, que un robot femenino del correcaminos con el que pretendía atrapar a su presa, en última instancia siempre le quedaba el recurso favorito de los guionistas de la Warner, travestirse para conquistar al pájaro desértico.

acme2

La mayor duda que yo tenía en mi infancia con respecto a Wile, cuya profesión era ser un genio de acuerdo con sus tarjetas de presentación, se refería a porqué él seguía confiando en la empresa tecnológica ACME, que le ofrecía peores productos que los de STEREN.

Yo no era el único que pasaba las noches intentando resolver esa duda. El mejor ejemplo de lo anterior es Coyote v. Acme, una pieza de ficción escrita en 1990 para The New Yorker por el escritor satírico Ian Frazier, donde recrea un ficticio juicio entre Wile y la empresa ACME. El jocoso ejercicio literario sigue repercutiendo hasta la fecha, debido a que la empresa de diseño Pentagram decidió rendirle un homenaje a la obra de Frazier, así como al infatigable Coyote, recreando los diseños de algunos de los productos ACME que aparentan ser instructivos reales de los gadgets de la compañía.

Entre los esquemas que desarrollo Pentagram podemos ver un trineo cohete, patines cohete, zapatos de resorte, una bomba, y una trampa para tigre.

vía The Verge

fuente Pentagram

temas