¡Tasty!

Nada más porque sí, porque los dulces nos hacen felices sin importar que tengamos 3 o 70 años, y porque en medio del trajín diario, las noticias desconcertantes y todas las cosas horribles que representan a la humanidad, a veces es bueno abstraerse un momento y contemplar la belleza. Sobre todo, si se trata de un video donde los dulces se derriten al ritmo de las Cuatro Estaciones de Vivaldi.

No importa si es puro ocio o se trata de un experimento científico, pero las siguientes imágenes muestran a panditas de goma, hamburguesitas, chocolates, paletas y toda una variedad de dulces derretirse en un sartén, sólo que en reversa. Este juego de ociosidad también puede ser una metáfora de la reconstitución de las cosas, de sentirte aplastado y regenerarte después… pero lo dudamos. Porque lo mejor es que este tipo de cosas no tengan explicación, porque como dice Willy Wonka “las golosinas no tienen sentido”.

fuente Erwin Trummer

temas