El origen del bláster de Han Solo se encuentra en Alemania.

Durante los tiempos de los Jedi, los únicos que usaban blásters eran quienes no tenían dominio sobre la Fuerza. Pero para la época de la Guerra Civil Intergaláctica, esta forma de defensa ganó protagonismo a lo largo y ancho de la galaxia.

Fue así que Roger Christian, director de arte y creador de gran parte de lo props de A New Hope, pensó que al personaje de Han Solo le acomodaría más un bláster de apariencia antigua. Esa decisión no sólo le encantó a George Lucas, sino que definió la magnética personalidad del contrabandista más famoso de Corellia.

En la historia de la saga galáctica, el DL-44 es un bláster rústico pero potente que fue construido por BlasTech Industries, la principal fábrica de armas de la era del Imperio Intergaláctico. Entre sus productos más famosos están el E-11 Blaster Rifle y la pistola DL-18.

El arma que utiliza Han Solo en la saga es un bláster DL-44.

En varias novelas canon de Star Wars se dice que Solo prefiere este bláster por su potencia y precisión. Sin embargo, este producto tiene un problema que obliga al usuario a cuidar bien sus tiros en lugar de disparar largas ráfagas, pues su primitivo diseño hace que se sobrecaliente rápidamente.

Para lograr que Harrison Ford pudiera sentir el peso de este bláster durante la grabación de Star Wars, Christian buscó en los libros de historia una pistola que tuviera una apariencia futurista pero a la vez algo pasada de moda. El resultado de esa investigación terminó con el descubrimiento de la Mauser C-96, una innovadora pistola alemana de finales del siglo XIX.

Algunos diseños de la Mauser C-96.

Este modelo (y sus variantes) fue utilizado principalmente en la Guerra Bóer (1899-1902) en Sudáfrica, y en la Primera Guerra Mundial tanto por los alemanes, como los prusianos, los italianos, los austríacos y los otomanos.

En la Segunda Guerra Mundial, el arma cayó en desuso en favor de otras más modernas, como la Walther P38 de los alemanes o la M1911 de los estadounidenses. Sin embargo, la Mauser C-96 también fue utilizada por algunos soldados nazis, pero sólo por los que aún seguían añorando los días del Segundo Reich.

Un soldado de las SS de la Alemania nazi sostiene una variante de la Mauser C-96.

Sólo una arma como esta tendría la apariencia que la producción de Star Wars necesitaba para darle peso y antigüedad al universo, factor necesario para hacer de la historia de Luke Skywalker algo más creíble.  Para “ocultar” la apariencia original de la Mauser C-96 y hacerla ver como un producto hecho fuera de este mundo, se adaptaron algunas piezas que la hicieran parecer una herramienta de ciencia ficción.

En este video, Adam Savage (Mythbusters) y sus colaboradores muestran lo complejo que fue adaptar la Mauser C-96 al universo de Han Solo.

¿Qué hace falta para hacer creíble un universo ficticio? Quizá echar un vistazo a los libros de historia.

temas