La actriz también derrotó al astrofísico Neil DeGrasse Tyson, al actor Mark Ruffalo y al político Bernie Sanders.

A poco más de un año de su muerte, la inolvidable Carrie Fisher fue galardonada con un Grammy en la categoría de Mejor álbum de spoken word. La actriz y escritora recibió este premio póstumo por su narración de The Princess Diarist, el último volumen de su autobiografía, en el que se centró en hablar sobre sus recuerdos de los entretelones de la primera trilogía de Star Wars. 

Además de Fisher, en esta misma categoría también estaban nominados el astrofísico Neil DeGrasse Tyson, el dúo formado por Mark Ruffalo y el político Bernie Sanders, así como el mismísimo Bruce Springsteen.

Ésta no era la primera ocasión en la que Fisher estaba nominada a un Grammy, ya que anteriormente también estuvo postulada al galardón por su autobiografía Wishful Drinking, un libro que se centraba en sus problemas con el consumo de alcohol.

Billie Lourd, la única hija de Carrie Fisher, fue la encargada de recoger el premio en lugar de su madre durante la ceremonia de la 60 entrega de los Grammys.

fuente The Hollywood Reporter

temas