Steven Spielberg, Harrison Ford y Melissa Mathison en el set de E.T.

Steven Spielberg, Harrison Ford y Melissa Mathison en el set de E.T.

Harrison Ford grabó una escena para la película que no sobrevivió al corte final.

En 1982, Harrison Ford estaba en los cuernos de la Luna. El actor había alcanzado la fama mundial gracias a los papeles de Han Solo e Indiana Jones, y estaba a punto encarnar a Rick Deckard en la pantalla grande. Sin embargo, poco antes del estreno de Blade Runner, Harrison Ford había participado en otra película que marcaría época: E.T. the Extra-Terrestrial.

Ford ya había trabajado con Steven Spielberg en Raiders of the Lost Ark y en esa época tenía una relación amorosa con Melissa Mathison, quien trabajaba como guionista en E.T. y con quien luego el actor contraería matrimonio. Así, Harrison Ford aceptó grabar un cameo en la nueva película de Spielberg a pedido de su novia y el director.

La escena tenía lugar después del incidente de las ranas en la escuela, cuando Elliot besa a una compañera para luego ser llevado a la oficina del director de la escuela. Ese director era justamente Harrison Ford, quien aparece de espaldas a la cámara dándole un sermón a Elliot (Henry Thomas) sobre la vida –y las drogas–, a pesar de que nunca se ve su rostro.

Así describe el cameo de Harrison Ford el propio Steven Spielberg, quien hace unos meses habló del tema en una entrevista para Entertainment Weekly:

“Él [Harrison Ford] hizo la escena donde E.T. está en la casa levitando cosas por las escaleras para su comunicador. Elliot está en la oficina del director después del incidente de las ranas. Nunca vemos el rostro de Harrison, sólo escuchamos su voz, vemos su cuerpo”, explica el director.

La razón por la que nunca vemos la cara de Ford es porque Spielberg quería que la mayor parte de la película se viera desde el punto de vista infantil de Elliot, así que los rostros de los adultos no se muestran –con excepción del de la madre– hasta ya muy avanzada la cinta.

“La silla de Henry empieza a levitar. Así como E.T. está levantando toda la parafernalia del comunicador por las escaleras, Henry empieza a levantarse del suelo en la silla hasta que su cabeza golpea el techo. Justo cuando Harrison se voltea, E.T. pierde el control del peso y todo cae por las escaleras, mientras Henry se desploma en el suelo y aterriza perfectamente. El director se da la vuelta y, en lo que a él respecta, no pasó nada”, revela Spielberg.

Harrison Ford grabó la escena y, de paso, cumplió el sueño de Henry Thomas. El joven actor tenía 10 años cuando interpretó a Elliot, y Ford se había convertido en su héroe luego de ver Raiders of the Lost Ark. Así que cuando se enteró que iba a trabajar con Spielberg, estaba casi tan emocionado por hacer la película como por la posibilidad de conocer.

Lamentablemente, Spielberg consideró que el cameo no añadía mucho a la trama y la eliminó del corte final, por lo que nadie pudo verla en la pantalla grande y la anécdota se convirtió casi en un mito. Ahora esa escena sólo sobrevive en la sección de características especiales en las copias caseras de E.T. the Extra-Terrestrial, y también en algunos videos en internet de dudosa calidad.

E.T. The Extra-Terrestrial​ deleted scene – Harrison Ford as t…

E.T. The Extra-Terrestrial deleted scene – Harrison Ford as the Principal

Posted by The Bearded Trio on Monday, November 7, 2016

temas