Las empresas de tecnología, ansiosas de sacar al mercado el próximo gran producto, van acabando con algunos dispositivos. Aquí te presentamos algunos que probablemente estén por desaparecer.

Durante la gran depresión de la década de los treinta, el escritor estadounidense Bernard London creó el concepto de obsolescencia programada, de acuerdo con el cual los productos de consumo de ese periodo de tiempo fueron diseñados para ser muy duraderos, por lo que los saltos tecnológicos se producían muy lentamente. Esto pretendía sostener el crecimiento económico en ese periodo de crisis, pero con el paso del tiempo el periodo de vida de los artículos de consumo se ha vuelto mucho más pequeño, debido a que la dinámica económica actual es muy diferente desde ese entonces.

El rápido avance de la tecnología a traído como consecuencia la veloz obsolescencia de productos que tan sólo hace unos años eran objetos del deseo de muchos de nosotros, a continuación mencionamos una pequeña lista de seis dispositivos que, si no se extinguen en el año que recién inicia, dentro de no mucho lo harán.

El teléfono fijo

toalla

El auge de la telefonía móvil ha traído como consecuencia que, cuando queremos comunicarnos con alguien, normalmente lo hacemos por medio de un mensaje en una red social, por Skype o, cuando les llamamos por teléfono, marcamos más a su número celular que al de su casa. Una prueba de la cada vez más cercana caducidad de los teléfonos fijos es una reciente encuesta realizada en Inglaterra, la cual arrojó un dato sorprendente, uno de cada tres londinenses no conocen su número de teléfono fijo, el cuarenta por ciento de ellos no contesta cuando suena y la mitad sólo tienen uno porque están obligados a adquirirlo como parte de un paquete de banda ancha. ¿Estamos muy lejos de esa realidad?

El control remoto

tumblr_mzmpuy1XLQ1ro8ysbo1_500

Con 65 años de vida, el también llamado mando a distancia está cerca de fallecer, arrasado por las nuevas tecnologías, que cada vez más le dan sus funciones a los smartphones que pueden vincularse con las nuevas pantallas o con el aun no completamente perfeccionado sistema de mando de voz o control gestual que ya incluyen varias televisiones.

El navegador satélital (PND)

gps

Un gadget que provocó asombro hace sólo una década está a punto de correr la misma suerte que el fax, dirigirse hacia la obsolescencia de manera vertiginosa. Su funcionalidad de ayudar a un conductor a localizar una dirección por medio de instrucciones de voz ha sido tomada mayoritariamente por la navaja suiza del siglo XXI: los smartphones. Así mismo, cada vez más marcas de autos incluyen un servicio similar que se coloca desde la fabrica en los tableros de los automóviles. Por supuesto, esto no quiere decir que la tecnología GPS vaya a caducar, debido a que cada vez la vemos más en dispositivos vestibles o en aplicaciones de ejercicios, pero los PND si están muy cerca de su caducidad.

DVD y Blu-ray

dvd

La muerte del coleccionismo de videos físicos se dará cuando muera el Blu-ray, lo cual no está tan lejos de ocurrir a pesar de las patadas de ahogado de una industria que recién comenzó a sacar los primeros Blu-ray con definición 4K, debido a que es poco probable que una empresa apueste por una nueva forma de tecnología de este tipo en la era en que la mayoría de la gente está feliz de renunciar a la propiedad de los medios físicos a favor de servicios de streaming tipo Netflix con múltiples opciones pagando una cuota asequible. Si bien es seguro que los puristas de la imagen en video de calidad sigan existiendo, no serán la mayoría, como lo prueba un reporte aparecido el año pasado, que documenta como la industria cinematográfica espera que los ingresos procedentes de los medios de transmisión por streaming superaren a los conseguidos por las ventas físicas en el 2016, e incluso superen a los ingresos en taquilla en el 2017.

El reloj de alarma

GIF_141164_las_malvadas_tortugas_son_las_culpables_de_que_tu_despertador_no_suene

El gran depredador de dispositivos tecnológicos, el smartphone, tiene en el viejo reloj de alarma a otra de sus víctimas. Una encuesta de la OFCOM(Oficina de Comunicaciones del Reino Unido) documentó que en Inglaterra el 50 por ciento de los usuarios de un teléfono inteligente usan su dispositivo como alarma para despertarse a tiempo por las mañanas, algo nada alejado de la realidad de nuestro país.

fuente Independient

temas