SpaceX: Prototipo de cohete para llegar a Marte explotó en el aterrizaje

El prototipo de cohete SN9 de SpaceX explotó al tocar tierra luego de haberse eleveado a 10 kilómetros de altura
SpaceX ahora prepara el vuelo del SN10 | Foto: Twitter

La tarde de este martes 2 de febrero, SpaceX realizó el vuelo de prueba del prototipo de cohete con el que pretende viajar a Marte y la Luna. El Starship Serial Number 9 (SN9) despegó desde la base en Texas, pero durante tras elevarse algunos kilómetros la nave explotó durante el aterrizaje.

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) autorizó el despegue del SN9 desde la base de Boca Chica en Texas. Aproximadamente a las 14:30 horas (tiempo de la CDMX) el prototipo de SpaceX ascendió a una altura aproximada de 10 kilómetros antes de emprender el regreso.

El SN9 de 50 metros de largo apagó progresivamente sus tres motores tipo Raptor y los operadores realizaron una serie de maniobras para iniciar la fase de aterrizaje. A poco más de seis minutos del despegue, el prototipo comenzó a descender y al tocar tierra se produjo la explosión.

El SN9 se elevó a una distancia de 10 kilómetros | Foto: SpaceX (Twitter)

“Volvimos a tener otro gran vuelo. Solo tenemos que trabajar un poco en el aterrizaje. Obtuvimos muchos buenos datos, y el objetivo principal, demostrar el control del vehículo en reentrada subsónica, parecía ser muy bueno, y sacaremos mucho de eso”, dijo el ingeniero John Insprucker.

Una gran nube de polvo y llamas se generaron tras el impacto, pero el fuego no logró propagarse. Esta fue la segunda explosión registrada en vuelos de prueba de SpaceX después de que ocurriera algo similar el pasado 9 de diciembre con el aterrizaje del prototipo de cohete SN8.

Hasta el momento, la compañía aeroespacial de Elon Musk ha realizado varios vuelos de prueba del Starship, pero los anteriores a menos altura. Mientras tanto, SpaceX continúa con los últimos ajustes del prototipo SN10, el cual se prepara en una plataforma cercana a la del SN9.

***

Cohetes como los de SpaceX siguen los mismos principios de la NASA.