Después del tabaco, el radón es la segunda causa de cáncer de pulmón de acuerdo a la OMS.

La riqueza mineral de Chihuahua es una espada de doble filo. Si bien la industria ha sabido explotar al máximo minerales como oro, plata, plomo, zinc y cobre, la fuerte presencia de uranio-238 en el territorio que abarca la capital es la causa de que se esté liberando radón (Rn) de forma natural, lo cual representa un peligro a la salud de la población.

El radón (Rn) es un gas radiactivo sin olor, color o sabor, que se produce como parte de la cadena de desintegración natural del uranio-238, mineral que puede ser utilizado para generar energía nuclear. Al ser inhalado, las partículas del radón se depositan en las células que recubren las vías respiratorias, lo cual eleva el riesgo de contraer cáncer de pulmón.

El radón emana del subsuelo utilizando grietas para desplazarse hacia el exterior. Y con ello casas habitación, escuelas y edificios sin ventilación, son estructuras en donde se concentra mayormente.

El Doctor Octavio Hinojosa de la Garza, investigador de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Chihuahua y director del Laboratorio de Sensores Remotos de dicha facultad, se ha dado a la tarea de investigar el peligro que representa la presencia de este gas en la capital chihuahueña, midiendo la concentración del gas y buscando medidas correctivas para su debida mitigación.

Los resultados de su estudio demostraron que en una casa habitación la cantidad de radón sobrepasa los límites recomendadas por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés).

“Basados en nivel de riesgo, conforme tengamos más radón presente en casa, más probabilidades tenemos de contraer cáncer de pulmón. En promedio, en la ciudad de Chihuahua cada año mueren alrededor de 350 personas por este tipo de cáncer, y una vez que eliminamos el factor del tabaquismo de las causas, la conclusión es que realmente inhalar gas radón eleva las posibilidades de perjudicar nuestra salud”, afirmó el doctor Hinojosa.

Hinojosa advierte que en la ciudad de Chihuahua cada año mueren alrededor de 350 personas por este tipo de cáncer, “y una vez que eliminamos el factor del tabaquismo de las causas, la conclusión es que realmente inhalar gas radón eleva las posibilidades de perjudicar nuestra salud”.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el radón es la segunda causa más importante de cáncer de pulmón, después del tabaco. Por desgracia, en nuestro país esta problemática aún no esta legislada ni reconocida, por lo cual el doctor Hinojosa recomienda tener una muy buena ventilación en casa como medida preventiva.

fuente Conacyt

temas